Sencillamente Bette Davis | Lo que queda del dia
bette davis

Sencillamente, Bette (mucho más que una actriz)

¡Hola, amiguit@s!

Hoy he decidido cambiar de tercio porque me siento absolutamente cinematográfico. Y es que acabo de terminar de ver una película que me fascina con una actriz que también me fascina.
La película es “¿Qué fue de Baby Jane?”. Y la actriz, como muchos de vosotros ya sabréis, es la inigualable, inconmensurable, inimitable e inmensa BETTE DAVIS.

Bette Davis nació el 5 de abril de 1908 en Lowell, Massachusetts y -lamentablemente- nos abandonó el 6 de octubre de 1989 en París, a la edad de 81 años.

Su verdadero nombre era Ruth Elizabeth Davis pero decidió su nombre artístico después de leer “La prima Bette” de Honoré de Balzac.

Algunas personas, como ella, deberían ser inmortales para así seguir obsequiándonos con su poderoso talento y su enorme inteligencia.

Gracias a ella pudimos ser testigos de prodigiosas interpretaciones en el cine como “Jezabel”, “La extraña pasajera”, “Cautivo del deseo”, “Peligrosa”, “Amarga victoria”, “Eva al desnudo”, “¿Qué fue de Baby Jane?” y un larguísimo etcétera.
Más de cien películas en su haber.
Unas -muy pocas- mediocres, otras buenas y la mayoría de ellas, obras maestras del cine.
Pero, lo mas importante, Bette siempre supo impregnar de personalidad propia a todos y cada uno de los personajes que interpretó.
Nunca hubo papel pequeño o irrelevante para la Davis porque sólo ella tenía la virtud de hacerlo inolvidable e irrepetible.

No en vano, ha sido la tercera actriz mas nominada al premio Óscar en la historia. Tan sólo superada por otras dos grandes: Meryl Streep en primer lugar y Katharine Hepburn en el segundo.
Bette consiguió el premio de la academia en dos ocasiones: la primera de ellas en 1935 por “Dangerous” (Peligrosa) y la segunda en 1938 por “Jezabel”.
Eso sí, hasta ahora es la única que ostenta el honor de haber sido nominada durante 5 años consecutivos: desde 1938 hasta 1943. Y siempre al premio a la mejor actriz principal porque Bette, ni cuando interpretaba un pequeño papel, dejaba de ser la principal.

Tenaz, audaz y mordaz son sólo tres de los adjetivos que podrían describir a esta gran mujer.

Fue una pésima esposa pero una excelente amante, aunque sus maridos la adoraron.
Fue una madre mediocre pero sus hijos siempre la amaron.
Fue una mujer avanzada a su tiempo y una luchadora acérrima de los derechos de las mujeres, tanto como le permitió la época en la que le tocó vivir.
Fue la primera mujer presidenta de la academia norteamericana de cine y la primera actriz que se permitió el lujo de demandar a unos grandes estudios, la Warner, con tal de conseguir su libertad y de esta forma poder obtener mejores papeles que hicieran de ella una de las mejores actrices de la historia. Perdió el juicio de esa demanda pero, a pesar de todo, consiguió su fin: fue, ha sido y será una de las mejores actrices de la historia.

Pues así y todo, con un currículum como el suyo pero con varios hijos a los que alimentar, en septiembre de 1962, cuando Hollywood comenzaba a darle la espalda, tuvo los ovarios de publicar en la famosa revista especializada en cine “Variety” el siguiente anuncio:

– “Madre de tres hijos de 10, 11 y 15 años. Divorciada norteamericana. Treinta años de experiencia como actriz de cine. Dos Óscar de la academia. Que conserva la movilidad y más amable de lo que se dice. Se ofrece para trabajo estable en Hollywood (experiencia también en Broadway).
Bette Davis

¡¡¡Qué grande!!!

Si por algo que no fuera su talento desmedido destacaba Bette Davis, era por tener una de las lenguas más afiladas de Hollywood
Su mayor enemiga (tenía muchos) dentro de la profesión fue la actriz Joan Crawford, precisamente su compañera en “¿Qué fue de Baby Jane?”. Y estas fueron algunas de las perlas que dijo sobre ella:
– “No mearía sobre ella ni aunque estuviese ardiendo en llamas”.
– “Ha dormido con todas las estrellas masculinas de la Metro Goldwyn Mayer menos con el perro Lassie”.
– “¿Que por qué soy tan buena interpretando a prostitutas? Supongo que es porque no lo soy.
Probablemente por eso es por lo que Miss Crawford siempre interpreta a señoritas”.
– (cuando falleció Joan Crawford) “Uno nunca debe decir cosas malas sobre los muertos, sólo se deben decir cosas buenas… Así que, ¡qué bien! ¡Joan Crawford está muerta!

¿No os parece absolutamente maravillosa? ¿Cómo no la voy a venerar?

Y aquí tenéis otras de sus legendarias frases célebres:
– “La vejez no es lugar para cobardes”.
– “He llegado a la cumbre a fuerza de mucho arañar e incluso habría recurrido al asesinato para conseguirlo”.
– “El cine me ha proporcionado muchas cosas pero sobre todo, amor”.
– “Hollywood siempre me quiso para que fuese bella pero yo luché por el realismo”.
– “Si nunca has sido odiado por tu hijo, nunca has sido padre”.
– “Todo el mundo tiene corazón, excepto algunas personas”.
– “Trabajo para estar viva”.
– “La mayor critica recibida ha sido que soy demasiado. Esto sucede normalmente cuando actuó con gente que no hace nada”.
– “Existe un momento en la vida de cada mujer en el que lo único que ayuda es una copa de champán”.
– “Lo que otra gente piense de mí no es asunto mío”.
– “Cuando un hombre da su opinión, es un verdadero hombre. Cuando lo hace una mujer, es una verdadera zorra”.
– “Las mujeres fuertes sólo se casan con hombres débiles”.
– “Me casaría de nuevo si encontrara un hombre que tuviera quince millones de dólares, me cediera la mitad y me garantizará estar muerto en un año”.
– “En este negocio hasta que no eres conocido como un monstruo no eres una estrella”.
– “La televisión es maravillosa. No sólo nos produce dolor de cabeza sino que, además, en su publicidad encontramos las pastillas que nos lo aliviarán”.
– “Soy la maldita mejor dama que ha existido”.
– “Nunca me retiraré mientras siga teniendo mis piernas y mi caja de maquillaje”.
– “Nosotras, las actrices de cine, siempre acabamos solas. ¿Quién sabe? Tal vez sea eso lo que queremos…”.

¿Os he dado motivos suficientes como para adorarla?

Para aquellos que no la conocíais, este es el momento de disfrutar de alguna de sus numerosas películas.
Para los que ya teníais el placer, siempre será un gustazo repetir y pasar una tarde o noche en su compañía.
¡Os garantizo que merece la pena!

Dicho todo esto, no tengo por menos que hacer las presentaciones oficiales:
Bette Davis, aquí mis amiguit@s.
Amiguit@s, os presento a la más grande: LA DAVIS.

8 Comentarios

  1. Elena

    Maravillosa!!!

  2. Raúl

    Que clase tenía! Esas frases míticas!

  3. Roberto

    A mi me recuerda a alguien… “Tenaz, audaz, mordaz… gran mujer”, jajaja. Eva al desnudo y ¿Qué fue de baby Jane? son increíbles!

  4. Chris

    Te superas en cada uno de tus escritos, señor Conde. Y este, sobre la gran Bette no podía faltar. Qué puede decir de ella? Es una de mis actrices favoritas, cada una de sus películas es una clase magistral para nosotros los actores. Nunca pasan de moda, da igual verlas empezadas que desde el principio. En el fotograma en el que ella aparece, ya no se ve a nadie más. Magistral, como tus escritos.
    Un placer leerte.

  5. Tu Luchy

    Creo que esta tarde se la dedico. Por tu culpa!!! maravillosa entrada, como siempre.

  6. Genial!!! Me encanta “La Davis” como decia mi padre!!

  7. Fernando

    Gracias Jesús por ilustrarnos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar