¡¡¡Esto no tiene nombre!!! | Lo que queda del dia | Blog Jesús de Asumendi

¡¡¡Esto no tiene nombre!!!

¡Hola, amiguitos!

Desde que tengo uso de razón, en la mesa del salón o en algún recóndito lugar de mi casa (la ubicación dependía de mi madre, claro), siempre ha habido alguna revista del corazón.

Si mal no recuerdo, durante una época siempre estaban por casa el “Diez minutos” y el “Lecturas”.

De hecho, de la primera que he nombrado, mi madre y yo hicimos la colección de unos pósters centrales cuyo nombre era “Sex Poster”. Como veis, súper original nombre para una colección de más de cien. Esto es, años de duración. ¡Ni los plazos de “Galería del coleccionista”!

Consistía en un tríptico desplegable con una mini biografia, alguna frase inteligente dicha por la homenajeada en cuestión (bueno, alguna frase. Punto) y bastantes fotos provocativas en diferentes puntos de la península o de su casa. El highlight del reportaje eran esas instantáneas tomadas en sus respectivas camas mientras ellas dejaban entrever bajo unos tules blancos lo mejor de sus atributos. Ellas eran actrices que habían mostrado alguna de las dos tetas -o las dos- en nuestras pantallas. La singular colección comenzó con  la fantástica y maravillosa María José Cantudo quien, además de haber enseñado sus dos tetas con asiduidad también había tenido la osadía de enseñar el nacle. Luego llegarían Bárbara Rey, Susana Estrada, Norma Duval, Victoria Vera, Monica Randall, Yolanda Ríos  (quien también enseño el trijuelo, pero en teatro. ¡Cuanta osadía!) y así hasta más de cien orgullos patrios. Algunos de ellos, hoy ya desaparecidos del fabuloso mundo del artisteo.

 

Digamos que esa colección era como mi colección de bellitas de “Lo que queda del día” pero en tríptico y con mucho pezón ilustrativo y algún que otro parrús.

La única pequeña diferencia es la nacionalidad de las actrices. Bueno, y que mis bellitas no enseñaron ni teteos ni parruses para poder triunfar. Sólo mostraron talento.

Por lo demás…

 

El “Diez minutos” dejó de comprarse pero el “Lecturas” continúa entrando con periodicidad semanal en casa de mi madre

A mí, que siempre he sido raro-rarito-raro para mis cosas, la colección de buenorras españolas me pasó ciertamente desapercibida. Lo que me encantó fue un concurso que organizó la revista “Lecturas” que consistía en buscar los nombres completos de ciudadanos españoles más divertidos y originales. Los participantes en dicho concurso presentaban la fotocopia de su DNI que acreditaba que el nombre no era inventado, y los lectores votábamos. Esto era, cuánto menos, curioso. Mientras que yo, las tetas las veía todas iguales.

 

Aún recuerdo que el concurso lo ganó un señor que se llamaba Juan Carlos Rey España. ¡Todo muy patriótico!

A mí me gustaba más otro señor que se llamaba Luis Mier Daza.

Aunque mi favorita era Manuela Joda Más.

¡Cosas de adolescentes, oye!

 

Desde entonces, el tema nombres me llama mucho la atención. Y en mi afán de saber e ilustraros con cosas peculiares, he hecho uso de mis dotes de navegación por las insondables redes y he encontrado algunos nombres que poder mostraros hoy.

 

Voy a comenzar con los masculinos.

Existe un señor que se llama Miguel Marco Gol que detesta el fútbol. Mira, algo en común.

Y otro mucho más sabroso, que se llama Aitor Tilla. ¿Con o sin cebolla?

Ese es tocayo de otro más ruidoso que se llama Aitor Menta. Me quedo con el anterior, pero con cebolla.

Luego está aquel que no para de moverse que se llama Aquiles Bailo. ¡Agotador!

O el caprichoso en las dotes amatorias, que se llama Francisco José Folla Doblado, aunque todo el mundo le conoce como Paco el escorao.

También está el macarra, Armando Bronca Segura. Paso de él.

El catalán del herbolario, Pere Gil. Mira, este  podria liarse con Aitor Tilla. Y en la invitación de boda: Aitor Tilla con Pere Gil. Para confundir a los comensales…

O el asesino en potencia, Jose Luis Lamata Feliz. Ni Hanibal Lecter, oye.

O el superviviente, Tomás Salido del Pozo. Hijo, ¡qué mal trago!

El melancólico Ismael Solo y Triste. El pobre… A este le escribo. Siempre viene bien hablar.

El cabezota, Benito Hueso Duro. A este no le llamo, que bastante tengo con lo que tengo.

El caprichoso de las formas, Benito Coco Cuadrado. Mira, este patenta y se forra.

Por cierto, ¿será primo de Francisco Tenedor Cuadrado? Habrá que indagar.

El pobre, José Sin Mayordomo. Joder, pues como la mayoría. Te quejarás, encima…

El calvo Agustín Cabeza Compostizo. Mira, más en común, como con el del fútbol.

O Antonio Bragueta Suelta. Súper en común.

También está Juan Macho Seco, que es consecuencia directa del anterior, intuyo.

O el bala perdida, amigo de los dos anteriores, José de la Polla. ¡Vaya pandilla!

Y otro miembro más del grupo, Evaristo Piernabierta y Zas. ¡Este va a por todas!

Y el más dócil de la cuadrilla, Pascual Conejo Enamorado. Más mono. De los que crea adicción.

Y fuera del grupo de los rijosos, está el responsable, Pedro Trabajo Cumplido. Pues yo me quedo con los anteriores, son más divertidos.

O el tardón, Juan Estan Camino. ¡Pues mueve el culo, coño!

 

Y voy ahora con ellas.

Con una señora llamada Florentina Caldito Blanco, a quien su carnicero le dice que para hacer un buen caldo se necesitan huesos de calidad. ¡Vaya jeta el carnicero!

Me encanta Elena Nito del Bosque. ¡Esa señora debe ser de fábula!

Cómo no, me priva Ana Mier de Cilla. Lo escatológico nunca pasa de moda, ¿verdad?

O la pobre acomplejada, Eusebia Tetas Planas. ¡Mujer, tira de silicona!

La oficinista, Elsa Capunta. Que digo yo que será al lápiz, ¿no?

La insaciable, Debora Melo. A esta la mando con la pandilla anterior y todos contentos.

Bueno, a esta y a Miren Amiano. Así, una por delante y otra por detrás, trís trás.

También está la vaga, Beatriz Gorda Tirada. ¿Cómo va a estar? ¿Haciendo los 100 m. vallas?

La triste y melancólica Ramona Ponte Alegre. ¿La emparejamos con Ismael Solo y Triste? ¡Festival del humor!

La nipona cochina Marlene Sacamoco. ¡Hija, eso no se hace! Ni aquí ni en Tokyo.

La que te jode en el metro, Silvia Silba Fuerte. Qué feo, qué feo, qué feo, qué feo…

La que pasa de su imagen, Umberta Canas Revueltas. ¡Dí que sí! Con un par.

La fresca Rosa Cortada del Rosal. Me ponga una docena, oiga usted.

La aspirante a modeli de lencería de catálogos Lidl o Carrefour, Presentación de Piernas.

La abuelita que todos querríamos tener, Sonia Vieja Alegre. Más rica…

La hippie, Felicidad Paz Amor. ¡¡¡Qué pesadez!!!

La que -como yo- tiene problemas con Iberdrola, Luz Cuesta Mogollón. Y que lo digas, bonita.

Aquella a quien le rima el nombre, Isolina Gato Sardina. ¡Qué cojones tuvieron tus padres. Isolina!

 

Y juro no haberme inventado ni uno. Cuando navegas, encuentras.

 

Mirad, yo creo en el amor. Pero también creo que habría que controlar la combinación de apellidos con tu pareja si quieres tener descendencia. Porque el resultado no es tan solo una simple y curiosa combinación de nombres, no. Es una auténtica putada.

 

Por cierto, ¿sabíais que hay un pueblo en Burgos, llamado Huerta del Rey, donde se hacen encuentros de nombres raros? De ahí salió Digna Marciana, una señora que tuvo a bien participar en un spot de televisión en el que aparecía con unas antenas puestas. Eso es tener sentido del humor.

 

¿Sabíais que hay infinidad de chicas nacidas en España a finales de los años setenta llamadas Heidi, por el éxito de la serie japonesa de dibujos animados? Bueno, menos mal que a esos padres desalmados no les dio por llamarlas Copito de Nieve o Pichí.

 

¿Y que existen casi quince mil niños en España cuyos padres tuvieron a bien bautizarlos como Kevin en honor a Kevin Costner? ¿A cuántas familias les salió tan guapo como el original? ¡Vaya putada! Haber elegido Telesforo.

 

¿Sabéis también que por mucho que diga Angela Merkel y a pesar de los índices elevados de paro en nuestro país , hay tan solo treinta y tres personas en España que se apelliden Vagos?

 

Y me voy a ceñir a nuestra querida patria porque lo de Sudamérica no tiene nombre. O bueno, si lo tiene. Desde la operadora de Vodafone que se presenta como Oraldine (totalmente verídico) hasta la ecuatoriana de Chone que se llama Vicks Vaporub.

 

Pues eso, que un poquito en la espalda, otro poquito en el pecho y a dormír, mis amiguit@s.

 

Hasta la semana que viene.

6 Comentarios

  1. Raul

    yo tuve una compañera de instituto que se apellidaba Medio Zorrilla,imaginate la guasa

  2. Cris

    Qué bueno, Jesús! hahahahahahahahahahaha. Nos quejamos de los nombres aquí pero los nombres sudamericanos son de traca!!!

  3. Maria Antonia

    Que me da algo !! Que risa, que cachondeo mas grande, he llorado tanto de risa que no habia forma de leerlo, menos mal que me pillo en casa, si no, menudo expectaculo montaria en plena calle. Ole y ole por ti, eres la leche condensada, por lo dulce 😉 besos a toneladas, abrazos como abrigos, que envuelven, gracias por hacermos pasar estos momentos geniales, guapo !!!

  4. Rocío

    Yo he llorado tanto de la risa cuando lo estaba leyendo que mi hijo se ha acercado a preguntarme si estaba bien y que por qué lloraba….
    Madre mía, cuanta mala leche por parte de los padres al elegir nombrecitos…
    Jesús, muchas gracias una vez más por hacer que el día comience con una carcajada.. ..

  5. luisa

    Eres la monda, No puede ser más simpatico

  6. Cristina Alises

    Me acuerdo de esa sección, de Dolores Fuertes de Barriga y de Armando Bronca Segura, Pastora Cordero de Dios… gracias por recordármelo, con tu estilo genial. Besazos!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar