(Euro)visión particular y subjetiva | Lo que queda del dia
eurovisión

(Euro)visión Particular y Subjetiva

¡Hola, amiguit@s!

Ya os conté en mi entrada del pasado 4 de octubre ese vicio público y confesable que tengo por el mayor evento musical televisado del mundo: el Festival de la Canción de Eurovisión.
Falta poco más de tres meses para que todos aquellos que lo vivimos con cierta intensidad (algunos más que otros) nos sentemos en nuestros mejores asientos, saquemos para picar nuestros ganchitos al queso con sabor a culo súper sucio y nuestras rellenas de anchoa o, en su defecto de pimiento morrón; nuestros refrescos con mucho hielo o nuestras cervezas congeladas y organicemos nuestros folios para hacer nuestras propias estadísticas y emitir nuestros votos.


Bueno, eso es lo que hacemos los que no tenemos la oportunidad de poder asistir en directo a semejante evento. Y aunque yo lo he presenciado in situ estos últimos nueve años, me temo que me voy a dar un respiro para esta edición. Por diferentes motivos. El primero, porque asistir a uno de estos festivales, para mí -además del acontecimiento en sí- tiene el aliciente de tener que viajar a una ciudad desconocida. Y lo de Estocolmo ya me huele un poquito a usado. A puesto. A re visitado. A naftalina.
Y el segundo porque, estando desempleado y en un arrebato de responsabilidad infinita (que podría haberme metido por darrere), quiero pensar que con ese dinerito que me ahorro voy a poder zampar seis o siete meses. Y cosas muy ricas. Delicatessen, vamos. Porque todo en la capital sueca es prohibitivo.

Y aunque ya haya asumido que este año lo disfruto desde el salón de mi casa, mi interés por el certamen no ha decrecido en absoluto.

Es en esta época cuando los diferentes países que van a participar muestran sus mejores bazas. Esto es, hacen publicas las canciones con las que van a ser representados. Bueno, las canciones y los intérpretes.

Por tanto el lunes, hace tres días, nos tocó a nosotros. ¡A Españñññññña!
Así que “Alea jacta est”. Que significa exactamente “VAYA MIERRRRRRRDA DE GALA”.

Tengo tanto que comentar que no sé muy bien por dónde comenzar. Aunque, vaya por delante que la canción que resultó vencedora era mi favorita y, en ese aspecto, no tengo queja al respecto. Pero en otros…

¡Por Dios! ¿Cómo es posible que siempre sea tan pésimo el sonido que nos llega a los telespectadores? Todos los años el mismo problema. A ver, que no hace falta ser Valerio Lazarov, pero que si haces un programa musical en riguroso directo, procura que el sonido sea -como mínimo- decente. Sobre todo, cuando los que estamos viéndolo en nuestras casas somos los que tenemos que elegir basándonos en lo que escuchamos para, posteriormente, tener que rascarnos nuestros bolsillos para efectuar la llamada pertinente del manido Tele Voto.
Me da que pensar, francamente.
Porque me consta que en TVE hay grandes profesionales capaces de realizar un programa como este pero, a pesar de todo, parece que para estas galas siempre cuentan con uno de sus becarios. Inexplicable e inadmisible. Aunque esta viene siendo la tónica habitual de las preselecciones a las que nos tienen acostumbrados los de la tele estatal.

El aspecto visual, mejor lo dejamos hoy. Sin comentarios. ¡Pero tela!

Voy a comenzar, pues, por la presentadora: Miss Anne Igartiburu. Una mujer con una sólida carrera profesional en el ente público que, como ya tiene por costumbre, se equivoca continuamente.
Y, aún teniendo un guión, improvisa para soltar perlas como: “Les queda TOMAR calma” (sic).
¡Ay, Anne! Mejor cíñete a las tarjetitas o te confundirás. Exactamente como ya has hecho en alguna ocasión dando los votos españoles cuando ha llegado el momento de la euro conexión. Y, si acaso, tómate un respiro. O vete a tomar… el aire. Pero nunca tomes calma, por favor.

No voy a comentar nada sobre las canciones (y concretamente un par de ellas dan para otra entrada como esta) porque -como ya os he dicho- ganó mi favorita. Pero sí quiero comentar acerca de los cantantes. Y más concretamente, acerca de sus nombres.

A ver, Maria Isabel y Salvador Beltrán, desde aquí quiero daros las gracias por haber elegido esos nombres artísticos para desarrollar vuestras carreras musicales. Los nombres de los demás candidatos, no los entiendo.

¿Cómo te puedes llamar Maverick (López Sánchez) cuando eres de Vinaroz (Castellón)? En fin, que por muy cinéfilos que sean tus padres y muchas veces que hayan visto la película de Mel Gibson y Jodie Foster o la serie de televisión de James Gardner en la que está basada la peli, me parece una bromita de muy mal gusto. ¡Y lo peor es que te dejan sin día de santo para celebrar! ¿O hay un San Maverick?
Oye, que mi madre también era (y es) muy cinéfila y no le dio por bautizar a mi hermana como Ninotchka ni a mi por el compuesto Robin de los Bosques de Asumendi.
Claro, que si el chaval de Vinaroz vino al mundo en el 1996 y la peli es de 1994, lo entiendo todo…
Y otra cosita: ¿cómo teniendo diecinueve primaveras puedes decir: “he trabajado mucho y he luchado mucho”? ¡Anda, hijo, que no te queda ná! Espérate a que llegues a mi edad. Cuando ya estés tan cansado que te hagas llamar Rick, para abreviar.
¡Ay, qué bonito! Rick Losán de nombre. LÓpez SÁNchez. ¿No os encanta? Ahí lo dejo.

¿Qué demonios es Electric Nana? ¿De dónde viene ese nombre cuando te llamas Mónica Vázquez y eres natural de Madrid? ¿Por qué no Hidro Electric, que te pone mucho más húmeda? Porque para Nanas, ya están los estropajos de aluminio y la Mouskouri, aunque ninguna sea eléctrica.
¿Acaso has pensado que se llevan los nombres así, rollo Tata Golosa? Y ahora, ¡los micrófonos!.
Donde esté un nombre como Paquita la del Barrio… ¡Hombre, por Dios!
Por mí, ya queda bautizada como Mónika Asekas. Y las K’s se las pongo porque es una letra que está de súper moda y es mi pequeño homenaje a la MousKouri y a los 16 Kilos que he engordado. (Claro, los dichosos ganchitos al queso con sabor a culo sucio…).

¿Y qué me decís de Xuso Jones? ¿Acaso es hermano del deportista de élite y corredor de fondo Paco Jones (Losmios)?
Mira, lo de Xuso lo puedo llegar a entender porque, aunque no sea gallego, se llama como yo: Jesús. Pero cuando te apellidas Segovia Pérez y eres de Murcia, ¿a qué santo lo de Jones? ¿Como el musical Carmen Jones? ¿Como la cantante Grace Jones? ¿Como la negra agente especial de policía Cleopatra Jones? ¿O porque te sale de tus mismos co Jones?
Será por eso. Disculpa, ¿eh?.
Vamos, lo dejo con un Chus Segovia. Y tan ideal.

Y llegamos a la ganadora de la noche: Barei. Habiendo nacido en Madrid y llamándose Bárbara Reyzábal, ¿si quería acortar su nombre por qué no se bautizó artísticamente como Bárbara Rey? Es súper original, nunca se ha visto ni oído algo semejante. Y, además, pega fuerte porque tiene aires de Totana (Murcia). Y lo de Barei hace más a Oriente Medio. Y chica, tal y como están las cosas, ¿qué quieres que te diga?
Además, llamándote Bárbara Rey y hablando inglés como sabemos que hablas, siempre puedes gritar desde el escenario de Estocolmo donde te proclames vencedora aquello de: “I love you to you!”. Seguro que no te lo reprocha ni el Tato. (¿Quién era este tal Tato?) Decidido. Para ti con cariño: Bárbara Rey. Me priva.

Y por todo esto que os he contado, es por lo que doy las gracias de nuevo a María Isabel y a Salvador Beltrán. Simplemente, por llamarse como se llaman. Y por no marear con los dichosos nombrecitos artísticos.
¡Joder! Con lo que nos cuesta todavía entender de dónde cojones viene lo de Massiel.
¡Pero si las Martas Sanchez, las Mónicas Naranjo y hasta los Jose Manueles Soto también triunfan!
En fín…

Parecidos razonables:

– El de Maria Isabel con Marujita Díaz (¿será tataranieta?) pero con un toquecito de La Veneno. Mola. Además, con lo finísima y delicada que es, no tengo dudas sobre que esté emparentada con alguna de las dos insignes figuras del talento patrio. Ya lo contará ella en un Deluxe. Al tiempo…

– El de Anne Igartiburu cuando recibió en plató al ilustre notario procedente de Liliput, que traía el sobre con el resultado del tele voto. El plano era impagable. Anne, con un vestido prestado por una enemiga, se asemejaba a Brienne de Tarth, la corpulenta guerrera de “Juego de tronos”.

– ¿Ningún Eurofan ha advertido a Barei que su pasito coreográfico para el estribillo de su canción es clavado al que utilizó Kurt Calleja, representante de Malta del año 2012?
Un parecido más que razonable…

Momentos estelares:

– La PALETADA del backstage con los familiares, como siempre. ¿De qué te sirve tu madrina, tu madre, tu vecina la del entresuelo, una prima lejana de Socuéllamos, el amiguito gordo de cuando hiciste la EGB,… si quienes votamos somos nosotros y no nos enternece para nada el panorama? Ese elenco es mucho más adecuado para “Casados a primera vista”, por ejemplo.
Para que luego critiquemos a Doña Ana, viuda de Pantoja y madrísima de Isabel, por no separarse de ella. ¡Anda que no!

– La actitud de Misses de algunos de los participantes a la hora de contestar preguntas -con nivel de dificultad menos ocho- efectuadas por gente anónima. En las cuales se escucharon cosas como: “pensastes”, “dijistes”, “vistes”,… Todo con mucha S final. ¡Ah! Pues a lo mejor ese era el motivo por el que algunos de los cantantes candidatos no entendiera la pregunta. Digo yo.

– La salida de tono de Coral (acueducto de) Segovia cantando un “Algo pequeñito” y algo tan rarito que tan solo ella y Jimmy Jump reconocieron. De hecho, ha sido Jimmy Jump quien me lo ha chivado. Yo no caí, oye.

Bueno, quizá tenga una (euro) visión muy particular de lo que sucedió el lunes. Quizá.
Pero es que estoy HARTO de ver galas como estas en las que nadie aporta nada, nadie se atreve a innovar, nadie explica el sistema de votaciones (a este le doy 18, a la otra 44, y a esta… ¡Venga, un 26!) y nadie cuida la puesta en escena de los cantantes, quienes -en definitiva- son los que importan.

Vamos, que la gala en cuestión se me hizo bola, como el logo sueco de este año.
Claro, y luego nos quejamos.

Pero así nos va…

9 Comentarios

  1. tu luchy

    Jajajaja, que quiten al comentarista y te pongan a ti, corazón. Este año me la veo contigo y con los “saladitos”. Por cierto, qué puedes esperar del lenguaje, cuando un posible presidente del gobierno dice lo de “detrás mío”

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Pues es una súper idea eso de verlo juntos. Con los saladitos con aroma a culo sucio. Sino, no.
      Hija, si sólo fuera el candidato a presidente que mete el zanco…
      ¡Tela lo de este país!

  2. Cristina Alises

    Totalmente de acuerdo con Luchy…menos en lo de ver el festival. Lo siento, me da mucha vergüenza ajena, desde lo de Remedios Amaya… Pensé que después de OT y Rosa (de España) la cosa cambiaría, pero no, no me llama. Ahora, sólo por escucharte comentar, me vería hasta las repeticiones. Besos!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Bueno, me oirías comentar poco. Soy de estar con mil ojos y en silencio sepulcral, para no perderme detalle.
      A ver si este año quedamos bien y te animas.
      Besazos, Cris.

  3. Raúl

    Hoy en dia para triunfar tienes que llamarte Steisy, Jenny, Samira… aunque viendo lo que se ve aquí por Alemania: Chantalle (pronunciado Santale), Sylvana, Sarafina, Jeremy-Pascal, Calantha y Loredana! con esos nombres tienen aqui un programa de televisión propio!..

  4. Raúl

    Por cierto, aquí en Alemania se lió una muy gorda cuando la televisión pública anunció al candidato que mandaba. Salieron hasta los de change.org con una petición para que no fuese e hiciesen una gala para que el público decidiese… y al final lo consiguieron…así que hasta el 25 de Febrero no sabremos quien representa a Alemania. Me gustaría que ganara el grupo de gregoriano que se presenta 🙂

  5. Roberto Moreno

    Qué gran analísis! Estoy de acuerdo casi en todo… Que retiren a Anne ya!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar