Gloria Efímera (Parte II) | Lo que queda del día

Gloria Efímera (parte segunda)

(parte primera)

… Esto ya era en septiembre y Mireia se encontraba de vacaciones en Japón así que, como Arturo ya podía, se incorporó y grabamos dos programas más.

En total, estuvimos cuatro y aunque sólo ganamos mil euritos para los cinco, lo pasamos estupendamente.

Este concurso se llamaba “Dame una pista”.

Yo ya había tenido suficiente con tanto concurso y decidí hacer un parón. Total, ya había coleccionado euros y minutos de gloria.

Pero mi hermana tenía la espinita clavada por no haber podido concursar en “Password” (también le encantaba pero lo retiraron de la programación) y un día me llamó:

– “Oye, Jesús, ¿has visto el nuevo concurso de Antena 3 con Carlos Sobera? No parece difícil y se puede ganar un dineral”.

 

El programa en cuestión se llamaba “Atrapa un millón”.

Rosa, quien ya se había hecho “famosa” antes que yo, tuvo la suerte de ganar muchos años atrás un mini concurso de un magazine semanal de la 1 de TVE, llamado “De 7 en 7”, en el que su mérito consistió en adivinar los diversos errores que, deliberadamente, cometían las presentadoras cuando anunciaban la programación televisiva de la semana siguiente.

Ahora ya podréis imaginar de dónde me viene a mí esa obsesión por el lenguaje…

 

El premio consistió en ser invitada a uno de los programas como “ayudante” de las presentadoras, intentando evitar que estas siguieran con sus gazapos lingüísticos.

Huelga deciros que mi hermana estuvo espléndida en sus intervenciones, haciendo de una insoportable señorita Rottenmeier que corregía y corregía sin cesar. Por exigencias del guión, claro.

Aunque ya podrían contar con ella ahora, porque en la tele se habla de cojones…

 

Como os decía, cuando Rosa me habló del nuevo concurso de Antena 3, yo ya estaba un poquito harto de tele. (¿A que suena como de coña?: “Abandono la tele. Ya estoy saturado”).

Y dije: “¡Vaaaaaaale!. Pero te encargas tú de todo, ¿eh?”.

 

Así que, al poco tiempo allí estábamos los dos pasando el casting.

 

Para entonces, el formato había decidido hacer un programa diario y otro, el del millón, los viernes. Fuimos al diario, ganamos otros miles de euros, compramos el pase al programa del viernes y, tras muchos problemas intentando acordar grabación con la productora, allí estábamos de nuevo Rosa y yo con dos acompañantes de honor que vinieron a apoyarnos al programa: Arturo, por supuesto, y Marta Cobo, ex compañera mía del AVE que es una de las mujeres más divertidas que he conocido en mucho tiempo.

Lamentablemente, ya no repetimos proeza y nos volvimos con las manos vacías (¡maldito porcentaje corporal del peso de los huesos!) pero habiéndolo pasado estupendamente.

 

Bueno, no todo ha sido éxito tras éxito en los castings. No soy infalible. Me presenté al de “Pasapalabra” de Tele 5 y no me seleccionaron. Es que sólo adiviné veintiuna respuestas en el rosco. ¡Ellos se lo perdieron!

 

Y al principio del verano pasado, aprovechando que tengo tiempo y carencia de ingresos, decidí formar otro grupo con Arturo (procuro que siempre esté compartiendo mis fregaos), la gran Elena Inchausti (¡qué grande eres, hija!) y la no menos grande Carmen Cortés, y nos fuimos al casting de “¡Boom!”, el de las bombas, en Antena 3.

Juntos formamos el grupo “La creme del AVE-crem”, por aquello de que todos nos habíamos conocido en los trenes, siendo compañeros de trabajo.

Y, mirad por dónde, se lo han vuelto a perder. ¡Allá ellos!

 

Arturo, Elena, Carmen: ya encontraremos un formato mejor.

 

Por ultimo, en agosto del pasado año, cuando recibí la visita de mi hermana, mi sobrino y un amigo suyo, e íbamos los cuatro camino del parque de la Warner para pasar el día, recibí un mensaje por privado en mi Facebook.

Era un mensaje del redactor de un programa reality de televisión que, accidentalmente, había visto mi perfil y le había llamado la atención. Y quería saber si yo estaría interesado en participar en ese reality. Era un programa para buscar pareja.

¡¡¡No me lo podía creer!!! ¿Yo, buscando pareja? Bueno, si lo pagan bien busco hasta debajo de las piedras (aunque ahí no suelan estar las posibles parejas. En cambio, otras que ya lo han sido, deberían estar. ¡Pero bien metiditos, siendo aplastados por el peso de una inmensa roca!)

 

Por supuesto, contesté el mensaje después de reírme con mi hermana y tantear la posibilidad de que fuese algo similar a “Mujeres, hombres y viceversa” (y ya me veía depilándome de arriba a abajo, echando horas en el gym y comprándome mucha lycra y pantalones de chupa rollo maillot) o a “¿Quién quiere casarse con mi hijo?” (Y ahí pensaba en mi madre, con la retranca que tiene…)

 

Enseguida recibí respuesta del redactor, quien me dio su teléfono para que le llamara más tranquilamente. Sin Lex Luthor, sin Batman y sin hoteles encantados de por medio.

 

Así que, al día siguiente, sin demora y devorado por la curiosidad, llamé.

 

Cuando me dijo de qué programa se trataba, quise morir. Porque no sólo me ayudaban a encontrar pareja sino que me la buscaban ellos y, además, me obligaban a contraer matrimonio. Que en eso consiste el formato del programa.

Efectivamente, se trataba de la nueva edición de “Casados a primera vista”, que actualmente emiten los lunes por la noche en Antena 3.

 

¡Qué ataque! Me llevaban a Mejico -con todos los gastos pagados- a mí y a un grupo de diez personas elegidas entre familiares y amigos decididos por mí. ¡Y mi madre volvió a mi cabeza!

 

Claro, yo pensé: “Oye, si les vendo los pasajes y la estancia a unos trescientos pavos, me saco una pastita”

 

Todo idílico: viaje con familiares y amigos a tu elección, un país como Méjico, boda por todo lo alto, luna de miel en otro lugar,… ¡Sonaba bien!

Claro, después el redactor me explicó que la boda es absolutamente real pero que, en caso de divorcio posterior, ellos corren con los gastos que ocasione el proceso.

 

¿Qué queréis que os diga? Pues que me acojoné, a pesar de todo. A mí lo de las citas a ciegas, como que no. Bastantes he tenido ya con las malditas APP’s guarronas (Es que yo soy muy applicado…).

 

Yo necesito ver, oler, tocar, saborear, escuchar, sentir,… ¡Coño, que para eso tengo los cinco sentidos! ¿Y no es el amor, en definitiva, una experiencia sensorial, además de emocional? ¡Pues eso!

 

Llamadme bicho raro pero, ya que me caso, quiero que sea para toda la vida. Y no creo tener la suerte de que me pongan al lado de un Montgomery Clift, o de un Marlon Brando, o de un Dwayne Johnson (o sea, The Rock/La Roca. Súper fuerte, tías).

Ni siquiera de un Jason Statham, sobre todo porque muero de un paro cardiaco en el momento previo a la boda y les jodo el día de grabación y el formato.

 

Y no sé yo siquiera si hubiese sido capaz de pasar el casting. Anda que no soy yo pesadito con mis demandas sentimentales. Y con los olores. Y con las voces. ¡Y con todo!

 

Que una cosa es que vayas a un programa de televisión y no sepas cual es la capital de Mongolia y otra, muy distinta, que te toque un mongólico con el que tengas que contraer nupcias por una simple cuestión de audiencias.

 

Y es que yo, a pesar de todo, aún creo en el amor.

 

Y es ahora, en este momento, cuando suenan el arpa y los violines…

12 Comentarios

  1. Cristina Alises

    A mí me quisieron “cambiar de familia” jejeje. ¡Ni de coña! Como siempre, me encantas. Besos

  2. El De Asumendi ese
    El De Asumendi ese

    ¿En serio, Cris? ¡Nunca me habías contado eso! No, si tú también tienes lo tuyo…
    Y tú a mí también.
    Besos.

  3. Raúl

    Te tienen que dar un programa a tí solo! No saben lo que se pierden .-) Yo solo me presenté al Grand Hermano 1 alemán…pero como te podrás imaginar nada de nada…

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      No saben los alemanes lo que se perdieron contigo. Eso es lo cierto.
      Pero allá ellos… Aún andarán arrepintiéndose.
      Besazo.

  4. jose ferraz

    Pues a esperar cual la proxima vitima”programa” de concurso :):)

  5. Maria Antonia

    Me encantaria verte en algun concurso, pero como tú dices …. ellos se lo pierden ! No te imagino del brazo de algun gañan de estos que salen en el que te ofrecieron. Ni con viaje y sequito ni con rumberos jaleandote ! Besazos y gracias por lo que me haces reir, aunque salgan arruga, eres genial !

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Ni yo tampoco me imagino a mí mismo en semejante situación.
      Gracias a ti por seguir leyendo y riendo.
      Y recuerda, Maria Antonia: la arruga es bella. Y si procede de alegrías es doblemente bella.
      Besazos.

  6. Tirso

    ojitos!! he echado en falta documento audiovisual.

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Ya, guapo. Yo tengo esos documentos, la mayoría. Pero en video o DVD.
      Me temo que es lo único que hay. ¿A quién iba a interesarle algo así?
      Pero te agradezco que lo eches de menos…

  7. Pat

    Jajaja!! No puedo dejar de leerte, Jesús!!
    Creo que ya puedo decir que estoy enganchada al blog!!
    Seguir tus historias y mil andanzas, es sentirte cerca! Cómo no iba a caer..!
    La cream del AVEcrem! Me ha encantado! Esa historia la desconocía..! Vaya equipazos y buenas compañías que te agencias..! Un besazo!!

  8. Roberto Moreno

    Jajaja me ha encantado tu currículum televisivo! Yo vi alguno… Desde luego cualquier programa contigo mejora seguro. Ojalá en el próximo te forres. Y si puede ser Arturo contigo!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar