Grandes Almacenes "de Atrezzo" | Lo que queda del dia

Grandes Almacenes

¡Hola, amiguit@s!

Cuando en febrero del año pasado terminé de rodar mi primera y multi premiada película: “El violín de piedra”, no tenía idea de que además de cumplir uno de mis sueños (lo he vuelto a cumplir porque ya he rodado la segunda con el mismo director y parte del mismo equipo artístico), iba a conocer a alguien a quien tendría que ver con cierta asiduidad. Y por obligación, ¿eh? No por placer.

Pero hay ocasiones -como esta que os voy a contar- en las que las obligaciones se convierten en pequeños placeres. Al menos, de momento…

 

Como ya os informé en otra entrada, he comenzado a trabajar. Concretamente, el pasado 12 de abril.

 

Después de dos años en el más absoluto de los paros -aunque cobrando mi prestacioncita, eso sí- y después de haber tenido que asistir a una entrevista con los P.P. Salesianos, con el fin de que encauzaran mi vida laboral (anécdota que ya compartí con vosotros y que, afortunadamente, se ha quedado en eso: una simple anécdota), en mi vida reaparece alguien con quien yo, desde el rodaje de la peli, había seguido teniendo contacto: Beatriz Almendros.

Ella, además de ser una estupenda directora de arte en cine, publicidad y en todo lo que le encomienden que tenga que ver con ese campo, es una mujer emprendedora que se ha querido convertir en empresaria. Bueno, ya lo era, pero ahora ha querido ampliar su negocio alquilando un local más grande y contratando personal. Y ella que -según me ha dicho- se lo pasa bomba conmigo, ha decidido contratarme.

Y me ha venido Dios a ver con la forma de Beatriz. Porque, además de que se me terminaba la maldita prestación, me ha contratado para trabajar las suficientes horas como para que pueda seguir haciendo mi radio, cantando en mi coro y escribiendo en mi blog. O sea, para poder seguir haciendo lo que me gusta.

Trabajo cinco horitas, eso sí. Y de lunes a viernes. De momento, las que yo quiero y como yo quiero. Aunque supongo que en breve, cuando estemos listos para empezar, Beatriz sacará su látigo fustigador de jefa perversa y me obligará a un horario más comercial. Esto es, más como le venga bien al negocio. Pero yo ya cuento con ello así que, estoy madrugando como nunca lo he hecho. Bueno, espero que Dios me ayude, como dice el refrán. De momento me hago un 11:00/16:00, lo cual no está nada mal. En breve, pasaré a un 10:00/15:00, que es el horario en el que ella me necesita.

Ya, ya, no me vayáis a decir que eso no es madrugar, porque cada organismo es de una manera. Y el mío es absolutamente noctámbulo. Siempre lo ha sido y siempre lo será. ¡He dicho!

¿En qué consiste mi trabajo? Pues voy a tener diversas funciones. Por ejemplo, mantener el blog de nuestra página web. Escribir un artículito semanal relacionado con cualquier medio audiovisual pero centrado en la dirección artística.

También tengo que enviar correos a los diferentes directores de los diversos medios con el fin de darles a conocer nuestro producto.

Y debo recibir los pedidos y prepararlos. Y hacerles los presupuestos.

Bueno, a mi me va a encantar. A mi edad, ya soñaba con algo como eso: una silla con ruedas (que no de ruedas), una mesa escritorio, un teléfono y un ordenador. ¿Para qué más? Y, sobre todo, soñaba con una jefa que fuera lo menos jefa y lo más amiga posible. Y parece que la cosa funciona. Y espero que por mucho tiempo porque me quiero jubilar aquí.

De momento, estamos preparando la apertura y llenando los cuatrocientos cincuenta metros cuadrados disponibles con todo el material con el que vamos a despegar en breve. Bueno, es cierto que el mes pasado y lo que queda de este está siendo y va a ser duro y aburrido. Pero todo va a dar su fruto, estoy seguro. Porque los que trabajamos allí (no estoy solo, claro) estamos dando lo mejor de nosotros para comenzar a funcionar lo antes posible. Así que ahora nos está tocando fotografiar e inventariar los miles de artículos de los que disponemos, con el fin de tenerlos todos listos en la página web. Por cierto, aún no está disponible para el público pero os prometo que tan pronto como lo esté, os enviaré el enlace para que echéis un vistazo y opinéis. Es, cuanto menos, curiosa. Ya veréis…

Como ya os he dicho, no estoy solo. Mi compañera de trabajo se llama Claudia Peinado, pero para mi ya es Clau. Así es como quiere que la llamemos. Es una licenciada en Bellas Artes, manitas como ella sola y va a ser la encargada de restaurar los artículos deteriorados y de hacer todo lo que yo no puedo hacer, y ni sé, ni quiero. El bricolaje nunca fue lo mío… Yo soy más de cascar por teléfono y de escribir.

Pero ella es currante por naturaleza.  Hace aquí ocho horas y, además, da clases de pintura en un centro sólo para mujeres. Es una todoterreno. Tiene conmigo la paciencia del santo Job. Carga muebles lo que mi espalda a mí no me permite y no se queja nunca. ¡Es fantástica! Y además… ¡Fuma! Uf, este detallito sin importancia (aparentemente, claro) a mí me ha calado hondo.

Bueno, Clau, que la cosa va bien. Así que te doy las gracias porque eres muy buena compañera. Y eso mola, porque únicamente estamos tú y yo. De momento, hasta que lo petemos…

Y aún os estaréis preguntando: ¿pero dónde coño trabaja este?

Pues trabajo en “EL ALMACÉN DE ATREZZO”. Un espacio en el que puedes encontrar artículos para alquilar y decorar cualquier set de rodaje. Contamos con diferentes departamentos, como mobiliario casero, de hospital (mogollón y muy curioso), artículos de cocina, de decoración, lámparas, deportes, música, Halloween, niños, Navidad, rústico, bisutería, ropa, complementos, telas,… En fin, que esto es más pequeño que El Corte Inglés o que Simago pero tenemos infinidad de cosas. Por eso hemos decidido llamarlo así, por consenso.

Es curioso. Nunca pensé que terminaría mi vida laboral en unos grandes almacenes. Pero en este caso, tiene que ver con el maravilloso mundo del cine.

¿Es un almacén? Sí. ¿Y es grande? Pues también.

Pero no es un comercio. Es “EL ALMACÉN DE ATREZZO”.

Gracias, Bea. Gracias, Clau.

Y gracias a todos por leerme y aguantar el rollo. Pero quería compartirlo con vosotros.

¡Hasta el lunes, amiguit@s!

14 Comentarios

  1. Ana

    Vaya vaya, te veo haciendo la competencia a los Mateos.
    Espero que llegues tan alto o más, y consigas un preciado Oscar como ellos.
    Me alegro mucho que tu futuro laboral se haya encaminado por esos derroteros. Jijiji.

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Muchisimas gracias por tus buenos deseos, Ana.
      Yo tambien me alegro de esta nueva etapa de mí vida.
      Besazos.

  2. Cristina Alises

    Me encanta:
    1. Que tengas trabajo. Estabas desaprovechado.
    2. Que te guste tu trabajo. Superimportante 😉
    3. Que te gusten tu jefa y tus compañeros. Fumadores.
    4. Llevame contigo!!! :'(
    Con ganas de que arranque y cotillear esa página que suena tan intrigante como visitar el desván de los abuelos.
    Me alegro mucho por ti, aunque te añore en cada galley. Mil besos!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Cristina, eres un amor. Definitivamente.
      Ya tendréis tiempo de echar un vistazo a la página. Cuanto menos, os resultará curiosa. Verás…
      Yo también echo de menos los galleys. Pero con gente como tú.
      Besazos.

  3. Maria Antonia

    Felicidades ! Encontrar trabajo en algo que te guste, con una jefa-amiga y con una amiga que fuma !! es el colmo de la suerte y me encantaria visitar el Almacen del Atrezzo, eso de ver tantas cosas distintas e interesantes me encantaria, disfrutalo y curratelo para que vaya adelante y tiunfareis, seguro, aun asi mucha suerte a tì y al negocio !! Un beso grande, grande 🙂

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Muchísimas gracias, Maria Antonia. es un placer leerte. Siempre estás llena de buenos deseos y siempre llena de comentarios agradables. Eres encantadora.
      Besazos enormes.

  4. Ana Sáez

    Me alegro q hayas pasado al mundo del currante y si encima te gusta…..q mas puedes pedir?????
    Desearte muchisima suerte y q no te olvides d tenernoa al dia con tus historias…..siempre interesantes!!!!!
    Besos…..mil!!!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Muchísimas gracias, Ana.
      Y no te preocupes. Aunque no tenga tiempo ni para dormir, no dejaré de relataros mis historias. ¡Cuenta con ellas!
      Besazos.

  5. Arturo

    Ya lo hemos hablado y ya sabes lo que me alegro!!! Hablemos en nada y nos vemos en menos. Mil besinos

  6. Dompy

    Vais a hacer tarjetas regalo como en el corte? Jejej

  7. Pat

    No sabes cómo me alegro, Jesús!
    Por ti y por Clau y Bea!!
    Comparten su día a día con el mejor!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar