La más divina, Greta | Lo que queda del dia
Greta Garbo

La más divina, Greta

¡Hola, amiguit@s!

El pasado 18 de septiembre (¡qué gran mes!) hizo ciento diez años que vino al mundo Greta Luisa Gustaffson, GRETA GARBO, en Södermalm, un humilde barrio de Estocolmo.

“Mi vida ha sido una travesía de escondites, puertas traseras, ascensores secretos y todas las posibles maneras de pasar desapercibida y no ser molestada por nadie”, confesó una vez la Garbo.
Para una actriz internacionalmente conocida como ella, con una belleza incomparablemente perfecta y con el mundo a sus pies, estas declaraciones suponen la negación a toda una vida de lujos y comodidades.

Greta nunca supo o nunca quiso olvidar sus humildes orígenes en Suecia, cuando su padre falleció dejando a su madre, a sus hermanos y a ella misma sumidos en la más absoluta de las miserias. Hasta el punto de que tuvo que abandonar sus estudios y ponerse a trabajar ya desde muy joven. Y lo hizo en unos grandes almacenes, donde al poco tiempo tuvo la suerte de ser descubierta y convocada para aparecer en las campañas fotográficas de venta de los productos que allí se ofrecían.

Y de las fotografías a un cortometraje publicitario para la misma cadena de tiendas: “PUB”.

Ahí comenzó todo…

Algún anuncio más, una beca para estudiar arte dramático, un par de películas en las que ni siquiera fue acreditada en los títulos y un director, Mauritz Stiller, su mentor y descubridor.
Ambos ruedan en 1924 la película “La leyenda de Gosta Berling”, un film que se convierte rápidamente en un increíble e inesperado éxito internacional que hace que tanto Garbo como Stiller acepten la llamada de Hollywood. Alli rueda “El torrente”, su primera película en EEUU, y poco a poco va convirtiéndose en la gran estrella que fue.
Nada ni nadie impidieron su fulgurante ascenso, ni siquiera la llegada del cine sonoro. A pesar de su fuerte y marcado acento sueco, Greta seguía comiéndose las pantallas.
Es en esta época cuando rueda tres películas con quien fue su sonado y publico amor, quien le pidió en matrimonio: el actor John Gilbert. Y la Garbo aceptó.
Pero era demasiado bonito para que algo así le sucediera; y el destino quiso que ella no acudiera a su propia boda.
Greta era demasiado insegura y demasiado independiente para unir tan fácilmente su vida a la de alguien. A pesar de todo, siguieron amándose.

Con su primera película sonora, “Anna Christie”, fue nominada al Oscar a la mejor actriz principal. Ese mismo año recibió, además, otra nominación en la misma categoría por otra de sus películas: “Romance”. Semejante hazaña ha sido conseguida por muy pocas actrices.
Pero ella podía con todo y con todos.
Otra cintas como “Margarita Gautier” (mi favorita, no os la perdáis) y “Ninotchka” (donde reía por primera vez en las pantallas) vuelven a situarla en el privilegiado grupo de favoritas para el Oscar a la mejor actriz principal.
Injustamente, nunca lo consiguió. Así que la Academia de Hollywood, dispuesta a enmendar semejante error, le concedió uno honorífico en el año 1954. Pero la Garbo, ya retirada (lo hizo en el año 1941), no acudió a recogerlo alegando: “No quiero verle la cara a nadie”. Todo un carácter.

Su segunda comedia “La mujer de las dos caras” (todos querían volver a ver reír a la Garbo) fue su canto del cisne. Ya nunca más volvió al cine.

Vivió el resto de su vida como una ermitaña, alejada de los grandes eventos de Hollywood. Prefiriendo la soledad y el anonimato.

Greta siempre estuvo asociada a su famosa frase: “Quiero estar sola”, pero ella aclaró años más tarde que lo que en realidad quería era que la dejaran en paz, que la dejaran sola.
“I want to be left alone”.

Y así fue hasta el final de sus días.

Su salud comenzó a apagarse a mediados de los 80 y debido a un síndrome renal y a una neumonía, falleció el 15 de abril de 1990 en Nueva York, a la edad de 84 años.
Nos dejó, si. Pero algunos de nosotros aun tenemos la suerte de disfrutarla gracias a un legado de veintiocho películas, de una de las cuales: “La mujer divina”, únicamente se conservan nueve minutos de su intervención. Pero ese titulo premonitorio sirvió para inmortalizarla en la eternidad como “La Divina”.

Su vida amorosa fue un cúmulo de insatisfacciones emocionales. Tan sólo con la escritora española -descendiente del Duque de Alba- Mercedes de Acosta, supo mantener algo mas que una simple amistad. Atrás quedaron, entre otras, Dolores del Río, Joan Crawford (¡cómo no!) y hasta la mismísima Marlene Dietrich, a quien con el tiempo y tras haber sufrido públicos desprecios, Greta llegó a odiar.

Barry París, uno de sus múltiples biógrafos, publicó en 1995 en su libro “Garbo”: “Greta Garbo era técnicamente bisexual, predominantemente lesbiana y cada vez más asexual, según pasaban los años”.

Pero muy poco importó su vida sexual a los que la amaron y supieron apreciar su inmenso talento y su inigualable belleza.
Y yo me incluyo entre ellos…

Aun hoy, ciento diez años y diez días después de su nacimiento, su rostro sigue siendo considerado como el más perfecto que haya pasado por la gran pantalla.

En algún momento de su vida, la Garbo dijo:
– “Nunca cuentes tus alegrías ni tus tristezas. Abaratas tu interior cuando lo haces”.
– “Una bendición es una bendición. No importa si estás casada o soltera”.
– “No necesitas estar casada para tener un buen amigo como compañero de vida”.
– “Nadie quiere tenerme, no sé cocinar”.
– “La vida seria demasiado maravillosa si supiéramos que hacer con ella”.
– “Aparentemente, hay una ley que gobierna todas nuestras acciones. Por eso nunca hago planes”.
– “Cualquier persona que tiene una sonrisa perpetua en el rostro oculta una rudeza que asusta”.

Greta, muchas gracias por tu belleza imperecedera, por tu talento sin igual, por tu lección de vida, por tu particular visión de las cosas y por haber sabido hacer de tí misma un mito viviente.

Tú nos dejaste pero nosotros, parafraseándote, nunca te vamos a dejar en paz. Nunca vas a estar sola. No lo vamos a permitir, muy a tu pesar.

¡Palabra de ferviente admirador!
A José Luis Cabezas Maceira

15 Comentarios

  1. Cristina Alises

    Un gran y emotivo homenaje! Besos, mi blogger favorito!

  2. tu Luchy

    Maravillosa crónica. A ti tampoco te vamos dejar en paz. Besos, cariño

  3. Chris

    Pedazo homenaje a Greta Garbo. Inmejorable. Gracias!!!!

  4. Lara Cobos

    Me encanta documentarme contigo. Besos

  5. Emma

    Como aprendo contigo. Un besazo

  6. Roberto Moreno

    Tienes ídolos casi tan grandes como tú! 😉

  7. Elena

    Muchas gracias por tu blog. Interesante, divertido…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar