Mae, el descaro inteligente - Parte II - | Mae West | Lo que queda del dia

Mae, el descaro inteligente (Parte II)

… La película, en España se tituló “Lady Lou”

El actor, ya os lo he dicho: Cary Grant.

No me extraña nada que mi hermana sienta una admiración especial por esta actriz.

Esta no fue la única película que rodaron juntos. Mae volvería a contar con Cary para otra comedia: “No soy ningún ángel”, de 1934.
Mae ayudó también a Anthony Quinn cuando este intentaba despegar como actor.
Incluso pasando por alto las objeciones económicas y radiales de la época, ese mismo año impuso al gran Duke Ellington con su orquesta  para que la acompañasen en los números musicales de otra de sus películas: “Belle of the Nineties”.

Ya se había convertido en la mujer mejor pagada de EEUU. Bueno, hasta en un mundo de hombres la única persona que superaba su salario era William Randolph Hearst, magnate de la prensa y de los medios estadounidenses y en quien basó Orson Welles su obra maestra “Ciudadano Kane”.
Mae dijo: “Podría haberme casado con él pero no tengo tiempo para fiestas. No me gustan las multitudes”.

Mae combinó sus películas con intervenciones en la radio, donde sus sketches generaron polémica por su atrevimiento y sus frases con doble sentido. Como muestra, bien vale un botón:

  • Mae: Eres muy alto. ¿Cuánto mides?
  • Actor: Señora West, mido seis pies y siete pulgadas (unos 2 m.)
  • Mae: Bien, pues olvidémonos de los pies y hablemos de esas siete pulgadas (18 cm.)

¡Maravilla! ¿No os parece?

Su apogeo en el cine fue breve debido a la censura tan rigurosa y al maldito código censor Hays, que cada vez limitaba más sus diálogos. La Paramount no tuvo más remedio que prescindir de ella tras una última película en el año 1938.
Aunque aún rodó dos pelis más en los años cuarenta: “My little Chickadee”, en 1940, la cual fue un rotundo éxito y “The heat is on”, en 1943, que no corrió la misma suerte, quizá porque Mae no puedo escribir sus propios diálogos.

Volvió al teatro, sus orígenes.
Uno de sus más sonados éxitos fue una picante parodia de la emperatriz Catalina de Rusia, en el que se rodeaba de un ejército de militares jóvenes y musculosos. Se lo produjo uno de los futuros maridos de otra de mis bellitas: Mike Todd.

A pesar de todo, ella siguió recibiendo en las dos décadas siguientes guiones para nuevas películas pero los rechazó por no querer interpretar papeles opuestos a la imagen de mujer fatal y descarada que siempre hizo tan bien.
Billy Wilder le ofreció ser Norma Desmond en la obra maestra “El crepúsculo de los dioses”. Lo hizo Gloria Swanson. Y Mae declinó el ofrecimiento por considerar que -pese a su edad- todavía era una comediante de tirón popular, “como Charles Chaplin”.
También le ofrecieron el musical Pal Joey, junto a Marlon Brando. Al final, ni ella ni Marlon. Rita Hayworth (otra de mis bellitas) y Frank Sinatra (el otro amor de mi hermana junto con Mr. Grant).
Hasta le ofrecieran rodar película con el ídolo de la época, Elvis Presley en la película “Roustabout”, de 1964. Pero fue Barbara Stanwyck quien terminó aceptando el papel.

Federico Fellini también la tuvo en mente para “Julieta de los espíritus” y “Satyricon”, pero tampoco logró que aceptase.

En la ceremonia de la entrega de los premios Oscar de 1958, cuando contaba sesenta y cinco años de edad, cantó con Rock Hudson el tema “Cariño, hace frío fuera”. Letra picante y ovación de los asistentes puestos en pie. Seguía siendo querida y única.

Su carrera no había decaído. Continuaba llenando con sus espectáculos en Las Vegas, donde se rodeaba de culturistas casi desnudos.
“Los señores vienen a verme a mí pero también ofrezco algo a las señoras: hombres de pared a pared”, justificaba su éxito.
De hecho, uno de esos musculosos hombres estuvo con ella durante más de veinticinco años, hasta que Mae falleció.

Tuvo que esperar casi treinta años desde el rodaje de su última película hasta que aceptó rodar en 1970 el fracaso comercial “Myra Breckinridge”, una comedia sobre la transexualidad en la que se acompañó de Raquel Welch, John Huston y unos casi debutantes Tom Selleck (“Magnum”) y Farrah Fawcett (“Los Ángeles de Charlie”).
Sería su penúltima película.
La última fue una comedia musical: “Sextette”, otro fracaso comercial en el que estuvo acompañada por Toni Curtis, Timothy Dalton, Ringo Starr, George Hamilton y hasta Geroge Raft (el actor que acompañó a Mae en su primera película y quien dijo de ella que se comía todo menos las cámaras).
Mae ya contaba con ochenta y cinco años pero insistió en encarnar a una diva devora hombres  que atraía a jóvenes gimnastas y a inteligentes diplomáticos.
¡Alucinante el guión!
Además, se movía con dificultad. Y dado que tenía problemas para recordar los diálogos, le eran susurrados mediante un auricular que escondía bajo su aparatoso peinado.
Ya era el año 1978. Fue su fin en las pantallas y otro gran fracaso comercial.

Salvador Dalí la retrato en su famoso cuadro “Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista”.
Los Beatles la incluyen en la portada de su disco “Sargent Pepper y la banda del Club de los corazones solitarios”.
Hasta los pilotos de la RAF en la Segunda Guerra Mundial denominaban Mae West  al chaleco salvavidas que debía ser inflado manualmente. Y lo llamaban así por lo prominente que resultaba sobre el pecho, en referencia a los atributos de la actriz.

Falleció el 22 de noviembre de 1980 a la edad de ochenta y siete años, a causa de varias embolias. Aunque falleció en Hollywood, sus restos reposan en el panteón familiar en Brooklyn.

Además de sus pelis, sus espectáculos musicales y sus discos, Mae publicó un atrevido libro de memorias.

Mae West marcó una época y dejó, además de ese legado y el de su increíble imagen, infinidad de frases ingeniosas. Frases que muchos de nosotros hemos escuchado en boca de alguien y que aún hoy, tantos años después de haber sido dichas, continúan siendo todo un prodigio de ingenio.
Aquí os dejo con algunas de ellas y me despido hasta la semana que viene.

  • “Creo en la censura. Después de todo, he hecho una fortuna a su costa”.
  • “Cuando tengo que escoger entre dos tentaciones malvadas, siempre escojo la que nunca he probado antes”.
  • “He estado encima de más rodillas que una servilleta”.
  • “Sólo me gustan dos tipos de hombres: los nacionales y los importados”.
  • “Un orgasmo al día mantiene lejos al medico”.
  • “¿Para qué hacer sufrir a un hombre casándote con él cuando se puede hacer felices a muchos?”.
  • “Si quisiera una familia ya me habría comprado un perro”.
  • “El amor lo vence todo… Excepto la pobreza y el dolor de muelas”.
  • “Sólo se vive una vez pero si lo haces bien, una vez puede ser suficiente”.
  • “Ya no hay caballeros como los de antes. Hoy día, si un hombre te abre la puerta, o es la de su dormitorio o es el portero”.
  • “Es mejor ser examinada que ignorada”.
  • “En ocasiones tengo la tentación de ser una dama. ¡Menos mal que se me pasa rápido!”.
  • “Lo bueno en exceso puede ser maravilloso”.
  • “Nunca eres demasiado vieja para hacerte más joven”.
  • “Puede que el sexo sea pecado. Pero sabe divino”.
  • “Su madre debería haberle tirado a la basura y haberse quedado con la cigüeña”.
  • “Entiendo que te gusten los vestidos largos. Tapan muchos defectos”.
  • “Dame un hombre, una mano libre y él danzará a mi alrededor”.
  • “He escrito mi biografia. Va de una chica que perdió su reputación y nunca la echó de menos”.
  • “Me apetece un millón esta noche, pero de uno en uno”
  • “Estoy soltera porque nací así”.
  • “No soy famosa por los hombres con los que me exhibo, sino por los que oculto”.
  • “El buen sexo es como una buena partida de bridge; si no tienes una buena pareja  debes tener una buena mano”.
  • “Cuando soy buena, soy muy buena. Pero cuando soy mala, soy mejor”.
  • “Todo lo pruebo al menos una vez. Dos si me gusta. Tres para asegurarme”.
  • “No llores por un hombre que te deja. El siguiente caerá por tu sonrisa”.
  • “El matrimonio es una gran institución pero yo no estoy preparada para una institución”.
  • “Cuida tus curvas. Pueden ser peligrosas pero no las evitarán”.
  • “No dejes a un hombre dudando demasiado tiempo. Puede encontrar la respuesta en otra parte”.
  • “Amo a mi vecindario y si es alto, apuesto y corpulento será mucho más fácil”.
  • “Aquellos que no son escandalizados debería serlo con más frecuencia”.
  • “Lo que importa no son los hombres de tu vida sino la vida que hay en tus hombres”.
  • “Cuando las mujeres van dobladas los hombres van erectos hacia ellas”.
  • “¿Eso que llevas en el bolsillo es una pistola o es que te alegras de verme?”.
  • “No te cases con un hombre para reformarlo. Para eso ya están los reformatorios”.
  • “¿Y dices que hay diez hombres esperándome en la puerta? Pues despacha a uno de ellos, hoy estoy muy cansada”.
  • “Tener cerebro es una ventaja, si lo escondes”.
  • “Soy una mujer de pocas palabras pero de mucha acción”.
  • “El sexo con amor es lo mejor de la vida pero sin amor tampoco está mal”.

Espero que lo hayáis disfrutado y espero haberos descubierto a todo un icono de la modernidad.
Yo caigo rendido a sus pies. Fan, fan pero muy fan.
¿Y vosotr@s?

¡Hasta pronto, amiguit@s!

3 Comentarios

  1. Cristina Alises

    Me declaro Fan de esta señora. Tuya ya me declaré hace mucho . Mil gracias por recordarnos o redescubrirnos a estas bellitas, besos!

  2. Ana

    Me encanta lo que aprendo contigo, y con esta bellita tengo un poco de feelling
    Tengo un amigo que me dice lo de:
    “Cuando eres buena, eres buena. Pero cuando eres mala, eres mejor.
    Jajajaja ¿Por qué será?

  3. Maria Antonia

    Que ingeniosa, inteligente, simpatica, sexi, valiente ….. fantàstica ! Has elegido muy bien, como siempre, para celebrar tu cumpleaños, yo te imagino muy parecido a ella, picaro, innteligente, sexi …… todo ! Un besazo y FELICIDADES 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar