Maravillas | Lo que queda del dia | Blog de Jesús de Asumendi | Maravilla

Maravillas

¡Hola, amiguit@s!

La semana pasada ha venido siendo una semana extraña.

Mi única compañera de trabajo, Clau, comenzó las vacaciones el martes. Así que, además de sentirme un poco solo y desamparado (es lo que tiene trabajar en un lugar con la plantilla tan reducida) me ha tocado quedarme un par de días a hacer las horas de ella.

Bueno, eso no ha sido ningún problema para mí, lo único es que he pasado más tiempo solo.

De hecho, hoy también me toca hacer tres horas más. Ya he hablado con mi jefamiga y he acordado unos días libres a cambio, que no me vendrán mal seguro…

Así que, la semana no pintaba muy bien que digamos. Pero llegó el jueves. Día que no habría tenido nada de particular si no fuera porque recibí el nuevo y último disco de mi idolatrada, venerada y amada Barbra Streisand: “Encore”

Yo ya lo había comprado por correo con el fin de tenerlo calentito en casa. Y así fue. A este paso me lo cargo antes de que transcurra la semana. Bueno, me cargo el CD o el aparato reproductor porque desde el jueves no he hecho otra cosa más que escuchar semejante MARAVILLA.

Barbra no sólo es la única cantante de la historia que lleva seis décadas en activo sino que cada disco que saca es aún mejor y más sorprendente que el anterior.

El hecho de que se llame “Encore” no es porque esté interpretado en francés, no. Aunque ella lo hable perfectamente. De hecho, tiene un disco sensacional del año 1966 llamado “Je m’appelle Barbra” en el que canta canciones originales francesas y otras adaptadas al idioma galo. En fin, una verdadera MARAVILLA.

“Encore” es un término francés que significa aún, todavía, otra vez,… Parece que tiene varios significados. Pero creo que Barbra ha titulado su último trabajo así porque “Encore” también es ese momento cuando un/a cantante que ha terminado su concierto, tiene que hacer un bis debido a los aplausos y al arrollador éxito.

Bueno, aunque también valdría como traducción “otra vez”, porque ya es la tercera que la Streisand saca un trabajo dedicado única y exclusivamente a grandes temas de musicales de Boradway. Y esta vez, no lo hace sola. Esta vez se rodea de amiguetes, como Santiago Segura en sus películas de “Torrente” pero en otro estilo. Barbra se rodea de colegas como Hugh Jackman (¡Cómo canta este señor! Qué pena que sea tan poco agraciado físicamente…), de Antonio Banderas (estupendo. A la altura.), de Patrick Wilson (¿para cuándo un disco en solitario?), de Anne Hathaway (qué buen rollo de actriz. Siempre digo que es la Verónica Forqué norteamericana), y hasta de Alec Baldwin (mira, ese también fue amiguete del Segura en el último “Torrente”).

En resumidas, para todos aquellos quienes -como yo- disfrutáis de la Streisand, este es el CD de la temporada. Una verdadera MARAVILLA.

Y es que a mí, con la música me ocurre como a mi madre con sus cosas guardadas en el guardamuebles desde el año 1971,  año en el que nos trasladamos a vivir a Alicante y cerramos etapa y casa en Madrid. ¿Y qué nos ocurre? Pues que ambos tenemos MARAVILLAS. Mi madre no disfruta de ellas porque aún las tiene almacenadas, pero yo sí.

Sin ir más lejos, estaba pensando en mi fantástica colección de singles de vinilo. Cualquier rareza, yo la compraba. Bueno, la compraba mi madre, quien como os digo es amante de las MARAVILLAS.

Y ahora es un gustazo recordar cosas tan grandes como “Mi libro de amor”, de la gran Bárbara Rey. Sí, bueno, otra Bárbara. Aunque esta no es de Brooklyn (New York), como la Streisand. Esta es de Totana (Murcia). Y decía cosas tan profundas como: “La segunda página llegó con los celos y el dolor. Espero tranquila y sin rencor el capítulo “Pasión”. Viéndote venir, no puedo vivir. ¡Me siento morir de la emoción!”. ¡Qué MARAVILLA! Nunca supe muy bien el significado de esa letra tan picaruela pero a mí el mundo Bárbara siempre me ha ido mogollón, sea de Brooklyn o de Totana.

También recuerdo otra, más picaruela que la anterior. Bueno, esta ya era explícita. La cantaban Ana y Johny  y se llamaba “Yo también necesito amar”. El zenit de la canción llegaba cuando ella gritaba como una verdadera posesa (la tal Ana fue la precursora de “El expediente Warren” o de “Posesión infernal”): “Tómame, libérame del pudor y muéstrame tu cielo confortador”. O sea, en resumidas: ponme mirando pa Sigüenza, Johny, que me s’acaba el mundo. ¿Es o no es otra MARAVILLA? Pues en mi época con este tema se metía mano en los guateques a la hora de bailar. ¡Lo que hace una letra bien puesta!

Para que luego se crean innovadores y finos aquellos de “He mojado mis sabanas blancas recordándote”. O lo que es lo mismo: “Devórame el ciruelo, devóramelo ya. Que para algo le he hecho poner la lavadora a mi madre. Que he dejado las sábanas mu finitas”. Por cierto, otra MARAVILLA de tema.

¿Y aquel tema de ese muchacho tan mono y tan italiano que no lo iba a volver a hacer más? “Comí del fruto prohibido, dejando el vestido colgado de nuestra inconsciencia. Mi cuerpo fue gozo durante un minuto, mi mente lloraba tu ausencia”. Vamos que se come el trijuelo de la susodicha y cuando ella se va, él la echa de menos. Por cretino. Por no durar más de un minuto y dejar a la moza viéndolas venir. ¿Cómo no se te va a ir? ¡Por muy mono y muy italiano que seas, hombre!

Una MARAVILLA más, esa de “El jardín prohibido” de Sandrito Giacobbe.

Pero el rien ne va plus de la sofisticación cantada, es aquella MARAVILLA de “la Ramona pechugona tié dos cántaros por pecho. Ramona, te quiero”. ¿Y aún nos preguntamos por qué va el país como va? ¡Ay, Esteso! Cuánto echamos de menos esos temazos.

Bueno, no nos olvidemos de “No te dejan nacer”, ese himno anti aborto de la insigne presentadoractriz y cantante Mayra Gómez Kemp. ¡Qué MARAVILLA de discurso!

Pero vamos, que no tengo que remontarme a finales de los 70 para encontrar MARAVILLAS. Sin ir más lejos, en este siglo tenemos esa composición bucólica basada en unos poemas de Gustavo Adolfo Becquer. No recuerdo el titulo pero decía algo como: “Me dices ven, ven, ven. Y hace bang, bang, bang. Luego boom, boom, boom. Y estalla el corazón”. A ver, que no critico a Yola Berrocal, ¿eh? Que me parece súper auténtica. Algo me está creciendo y no es la nariz…

Lo dicho: ¿Tengo o no tengo MARAVILLAS, como mi madre?

En definitiva, querida Barbra: ¿cuánto has dicho que tardas en sacar tu próximo trabajo? Te necesito vivita y coleando algunas décadas más. Porque tú sí que sabes cómo hacer de cualquier canción una auténtica MARAVILLA.

Por favor, vive al menos hasta que mi pabellón auditivo deje de funcionar…

5 Comentarios

  1. Cristina Alises

    Me quedo con Bárbara, pero con la de Brooklyn. Besos, guapo!!

  2. Dompy

    Un finde nos invitas a unos tintitos de esos tuyos y nos pones a la Streisand…

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Bueno, Jose. Primero os invitaré a unos tintitos para que elijáis de su amplia y extensa discografía lo que queréis escuchar (y cuando digo amplia, digo amplía).
      Y otro día venis a por otro tintitos y ya escucháis lo selecccionado.
      Que no digáis que os pongo cosas que no queréis escuchar… ¡Con mi Barbra, no!

  3. Rocío

    Se te ha olvidado nombrar esas maravillosas canciones que hacen referencia a varios medios de transporte y que lo han ” petado” este verano….El Taxi y La Bicicleta.
    Profundas donde las haya…….y con un mensaje que te llega

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar