Mi hermano pequeño | Lo que queda del dia
hermano pequeño

Mi hermano pequeño

“Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos.
Sólo entonces te darías cuenta de lo especial que eres para mí”.

Frida Kahlo

¡Hola, amiguit@s!

No era la primera vez que alguien me daba calabazas. Se estaba convirtiendo en algo habitual. De hecho, formaba parte de mi cotidianidad emocional. Pero eso era algo que ya estaba comenzando a asumir.

Aquella tarde de hace tantos años me tuve que ir a dormir a Sevilla por motivos de trabajo. De hecho, en aquella época, el Ave sólo llegaba hasta allí si mal no recuerdo (y hay cosas que recuerdo mal. Los años no pasan en balde).

Apareció como un miembro más de la tripulación. Con esos ojos verdes y esa sonrisa permanente que todavía conserva. Imposible no mirarle, claro.
Llevaba poco tiempo trabajando -quizá unos días- y por eso yo nunca había reparado antes en él. Pero aquella tarde tuve la suerte de que coincidiéramos en el mismo viaje. Y ese día descubrí que, además, era un tipo de lo mas encantador.

No me atrevería a decir si fue en ese instante cuando ya mostré mi interés por él (¿para qué perder el tiempo? A mí siempre me ha devorado la impaciencia…) o fue más adelante, en algún encuentro nocturno en lo mas nocturno de Madrid la nuit. Lamentablemente yo no tengo la memoria prodigiosa que el posee, por eso no puedo precisarlo con exactitud.

Sea como fuere y el día que fuere, ya me dijo lo que a los que son como yo no nos gusta escuchar porque nos suena a rollo: “bueno, eres un tío muy majo…”, “verás, es que estoy saliendo de una relación y me he quedado un poco tocado…”, “lo siento, Jesús, pero no estoy pasando por muy buena época…”, “¿qué te parece si mejor somos amigos?…” y toda una suerte de delicadezas verbales dichas a conciencia con el fin de herir lo menos posible, cosa que siempre le agradeceré.
¿Amigos? ¡Qué rollo! Pero si yo de eso ya tenía…

Con el tiempo, aun con un paréntesis de años en los que actuamos como compañeros de trabajo y de alguna que otra correría nocturna (pocas, porque nuestras vidas tomaron distintos derroteros), descubrí cosas de él que me gustaron mucho más de lo que ya él me gustaba.
Cosas como una sensibilidad que muy pocos hombres tienen la fortuna de tener. Un sentido del humor digno de toda mi admiración (y yo admiro pocos sentidos del humor porque para el humor soy muy pagado de mí mismo). Una inteligencia muy por encima de la media. Una bondad que en numerosas ocasiones uno se pregunta si no será pura ciencia ficción. Y, sobre todo, una peculiaridad que yo aun no he conseguido descubrir en nadie en mis cincuenta y un años de vida: la virtud de ser querido por todas aquellas personas que tienen la inmensa suerte de conocerle y haberse cruzado con él en algún momento de sus vidas.

Los años nos mantuvieron emocionalmente separados pero creo que, en algún momento, ambos pensamos que nuestros destinos estarían abocados a juntarse para siempre. Y así fue. Y así ha sido. Y así está siendo. Y espero que así sea…

Era el comienzo del año 2007 cuando ambos comenzamos a vivir juntos. Yo ya se lo había propuesto en varias ocasiones aunque sin éxito por mi parte (como siempre que propongo algo de ese calibre). En principio iba a ser algo transitorio, hasta que él solucionase algún que otro problema que estaba machacando poco a poco su existencia. Pero ese inicio transitorio se convirtió en una convivencia que duró más de seis años. ¡Más de seis MARAVILLOSOS años!

Seis años de compañía, de respeto, de tortillas de patata excesivamente saladas con su angustiosa sed posterior, de correrías nocturnas, de confidencias, de carcajadas, de viajes, de riquísimas fabadas, de fines de año juntos, de sardinas en Setúbal, de grandes momentos con nuestras familias, de compartirlo todo, de regalos, de intercambios, de tranquilidad, de cervezas en Frankfurt, de coreografías (más mías que suyas, ¿eh?), de buenos consejos, de la familia Trapp, de borracheras, de sesiones de la Wii Sport, de buenos augurios, de más carcajadas, de “gacelas en Belgrado”, de ayudas, de himnos del Atlético de Madrid (vaaaale, también míos), de hamburguesas en Varadero, de fantásticas lentejas, de recuerdos, de “7 novias para 7 hermanos”, de planes, de pedos y cabreos de nuestro querido Hugo (RIP), de muchísimas carcajadas, de mis vomitonas en los taxis nacionales e internacionales (¡pobres taxistas!), de algún que otro llanto (pocos, afortunadamente), de cánticos a tres voces (definitivamente míos), de descubrimientos, de amores, de desamores,…
En definitiva, de todo lo que alguien en su sano juicio querría poder disfrutar (pedos de Hugo incluidos) aunque sólo fuera durante seis segundos.

Gracias por todos los minutos de todos esos días de esos seis breves años. Ninguno ha tenido desperdicio.
Gracias por permitirme conocerte a fondo y por permitirme ser una parte importante de tu vida.
Gracias por enseñarme que las relaciones son algo muy distinto a lo que yo pensaba.
Gracias por demostrarme que, para ti, egoísmo no es mas que un sustantivo que figura en la letra E del diccionario de la RAE.
Gracias por confirmarme que tu bondad, aunque lo pareciera, no era ciencia ficción. Porque no existe nada más real.
Gracias por cuidarme y por quererme.
Gracias por dejarme cuidarte y también quererte.
Y, por último, GRACIAS por darme calabazas en su día, aunque todo me sonara a rollo trasnochado. De no haber sido así, hoy no seriamos lo que somos.

Amiguit@s, tengo la gran suerte, el enorme placer y el inmenso honor de presentaros a mi hermano pequeño. A mi AMIGO: Arturo Fernández Nieto.

¡Altu, vamos juntos a por el resto!

47 Comentarios

  1. Raquel

    Maravilloso q te dediquen algo así, pero ciertamente merecido. Un beso a ambos.

  2. Raúl

    Ambos un corazón que no os cabe en el pecho! :-*

  3. Natalia

    Que bonitas palabras! Tengo los pelos de punta!! Un besazo para los dos

  4. luisa

    Me emocionaste, sois los dos iguales

  5. Lara Cobos

    Qué grandes sois los dos!! Cómo me acuerdo de vosotros!
    Hubo una noche en Sevilla, q nos juntamos a cenar en un apartamento y tu Jesús tenias un mono de peluche… q me encantaba. A ver si encuentro la foto. Un beso

  6. laura rosillo

    Un beso muy fuerte. Me has emocionado y tienes razón Arturo parece enterito ciencia ficción. Se os quiere

  7. sonia romo

    No has podido elegir mejor tema. Tuve la suerte de conocerle ya en el cursillo porque somos del mismo curso ,el 26 y como bien dices nada más compartir 5 minutos de conversación con él te das cuenta que esa persona es alguien especial única e irrepetible. Yo también le quiero mucho.

  8. Ali

    Que bonitoooo!!,preciosa amistad!!,un besazo chicos.

  9. Preciosas palabras, llenas de emoción y conociendo a Arturo , muy muy ciertas!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      No me he equivocado, no. Es muy arriesgado equivocarse cuando escribes algo así… Y muy fácil. Puedes pecar de subjetivo pero no es mi caso.

  10. Ana Sáez

    ……….no tengo palabras. Lo mejor q a una oersona le ouedwn decir. AMOR con mayusculas!!!

  11. Cristina Alises

    Me gustas cuando me haces reír y me encantas cuando me emocionas. Ahora que me has hecho llorar y morir de la envidia, me declaro total y completamente enamorada de ti. Y de Arturo… Imposible no amaros!!!

  12. José Ferraz

    muy bonito

  13. Senita

    Que bonito ! Muy emotivo!! Un besazo para ti para tu ALTU ! I miss you!

  14. Susana Díaz

    Que bonito Jesús!!! Y conociendo a Arturo desde hace 30 años … o más ya ni me acuerdo, lo describes tal cual es todo Corazón, buena persona y eso tu lo dices muy bien parece de “ciencia-ficción” pero por suerte para los que lo conocemos es REAL y maravilloso, y que bonito teneros el uno al otro porque aunque te conozco hace muy poco tengo la sensación de que también eres un ser EXCEPCIONAL y maravilloso. Un beso a los dos 😀 :*

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Susana, qué bonitas palabras. Muchísimas gracias. Como me emociones, te la cargas. Con esto ya he cubierto mi cupo sensiblero del último trimestre del mes…. Besazos.

  15. Ana

    Me he emocionado recordando las subidas y bajadas de escalera en casa.
    Arturo con esa alegría en los ojos y esa sonrisa que siempre dedicaba a quién hablase
    Y a Hugo con esos ladridos y movimientos de cola. Jijiji
    La verdad que dos seres encantadores Arturo y….. Tu

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Muchísimas gracias, Ana. Arturo me pregunta aun por tí y yo todavía te echo de menos…
      Pero se que ahora estás estupenda y eso me encanta. Besazos.

  16. Me derrito! Me ha dado la vida recordar a las gacelas de belgrado. Tu amigo es bien grande, y no dices una sola mentira en todas tu palabras. Se te quiere A.

  17. Roberto Moreno

    Imposible no querer a alguien como Arturo. Y a ti. Besotes a los dos.

  18. Cristina

    Que bonitas palabras Jesus me has hecho llorar y es que mi Arturin es muy grande yo solo puedo decir que tengo la inmensa suerte de tenerle en mi vida desde siempre en todos mis buenos momentos ha estado conmigo y en los malos nunca me ha fallado ,aun en la distancia siempre a mi lado y al de mi hermana Eva ,para nosotras tambien es nuestro hermanin y gracias por quererle tanto .
    Un besin desde Gijon . Y por supuesto a ti te queremos muuuuucho.

  19. Alicia Perez

    Joder Jesús;;;;; llorando me tienes,,,precoso todo lo que dices,sin duda refleja totalmente el amor la amistad y el respeto,,,,,realmente bonito…..bessssss para los dos!!!!!!!!!!!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Bueno, Alicia. No me alegro de que llores pero me encanta que haya tocado tu fibra sensible. Gracias por leerlo. Besazos.

  20. Dany

    Un dia de estos tendras que dedicarle una entrada a a los neceseres grandes..Creo que cuando os conoci a los tres, también aprendí el concepto de convivencia y el buenrollismo!!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Pues pensaré en ello, Dany. Hay tantas cosas sobre las que poder escribir…
      A nosotros tres también nos encantó conocerte. Un abrazo enorme.

  21. Lola Bautista

    Imposible no emocionarse con estas palabras. Sois los dos igual de lindos!!

  22. Isabel R. Mercado

    Que bonito Jesús… Que afortunados sois de teneros el uno al otro… Totalmente de acuerdo con la descripción que has hecho de Arturo… Pero tú tampoco te quedas atrás, no lo olvides.
    Os quiero

  23. El De Asumendi ese
    El De Asumendi ese

    Gracias, Isabel. Fue un placer tenerte como compañera primero y como jefa despues. Y he de confesarte que fuiste de las pocas que merecieron la pena. Si os cuento con los dedos de una mano me sobrarian dedos. Varios… Y sé de lo que hablo.
    Un besazo enooooorme.

  24. Pilar

    Como siempre precioso todo lo que escribes, un placer haber compartido tantos viajes con vosotros, sois dos personas únicas. Mil besos.

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      El placer ha sido mío, Pilar. Y no digo nuestro porque Arturo aun tiene la suerte de poder seguir viajando contigo. Gracias, Merle Oberon. Besazos.

  25. Eliseo

    Qué maravilla de entrada!!! Y no sabía el principio, eh?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar