Preguntas en ebullición | ¿Sabemos que preguntar?
preguntas en ebullicion

Preguntas en ebullición

¡Hola, amiguit@s!

De un tiempo a esta parte, cada vez que conozco a alguien siempre me hace las dos mismas preguntas. Y en el mismo orden.
Es que de ese tiempo a esta parte estoy desocupado y tengo ganas de conocer gente.

La primera pregunta -para nota- es muy sencilla, lo cual me hace salir airoso siempre.

– “¿Cómo te llamas?”

¡Uf! Qué alivio. Esta la contesto, incluso de dos manera diferentes.
La primera, dependiendo del tipo de persona que me lo pregunte. O sea, citas de amor, lujuria y pasión desenfrenada, siempre digo sonriendo: Jesús.
Pero haciendo mucho énfasis en la tilde de la ú y en la s final. ¡Joder, para que no me llamen Jésu! Eso se lo dejo al Rúben, al Míguel y al Grabiel, aunque principalmente a la Ráquel.
La segunda es más formal. Es la formal, realmente. Pero la utilizo poco. Quizá porque conozco a poca gente formal: algún que otro rey (de copas), bastantes nobles trasnochados y uno o dos directores de banco. Perdón, de sucursal de caja de ahorros de barriada periférica.
Entonces digo: Jesús de Asumendi.
Eso sí, sonrío menos. Es que no los veo venir, oye. Y entonces estoy como a la expectativa.

Entre nosotr@s: tras contestar se me queda una cierta cara de Muppet. Pero me he pasado casi 22 años en el Ave poniéndola. Es lo que tiene cuando trabajas cara al público, que practicas expresiones distintas.
Y no me ha ido mal, ¿eh? Nada mal.

Hasta aquí todo bien. Super airoso, ya os digo.
Y este seria el momento de huir porque se cierne la amenaza de la segunda pregunta. ¡Pero es que me puede la curiosidad! Y me quedo. Y espero. Y sonrío. Y llega la preguntita.

– “¿Qué haces?”
Y en ese momento lo que estoy haciendo es rascarme la parte derecha del escroto con la mano metida en el bolsillo del vaquero. Pero intuyo que no se refiere a esto. ¿O me lo está notando?
Supongo que lo que quiere saber exactamente -porque es de vital importancia para su existencia, yo lo comprendo- es a qué me dedico.
¡Ay, Dios! Por partes…

A ver, si digo que me dedico a sellar la tarjeta del INEM cada 3 meses porque estoy en el puñetero paro, sale de estampida con la vieja excusa de que se ha dejado a su pobre madre en lejía y va a terminar abrasada viva. Incluso si le digo que lo sello desde casa con mi Súper IPad67Xk Premium, que me costó la hijuela porque me lo tuvieron que traer desde Alabama y el paquetero tuvo que cruzar el Atlántico a nado a juzgar por el aspecto que tenía cuando llegó a mi casa a entregármelo, el desempleo siempre es el desempleo.
Y, en este caso, uno no puede -ni debe- hacerse la chulita
Parece que últimamente la importancia social de uno es directamente proporcional al trabajo que desempeña. ¡Ja!
Si le digo: “Ahora viajo, viajo mucho”, su reacción seria preguntarme: “¿Eres algo así como Dora Exploradora?”, poniendo su mano en mi hombrito para que no me acuerde de su madre, la que está en lejía (¡la pobre!). ¡Móóóóchila, móóóóchila!

Podría contestarle con cara de darme mucho pisto: “Bueno, tengo un programa de radio los martes. Lo dirijo yo, si. Es de cine y música, mayormente” (este pseudo adverbio siempre me ha privado y era el momento de insertarlo aquí. En mi vida cotidiana, no puedo. ¡Cachis en diez!).
Tras el “lo dirijo yo, si” sonreiría y unos de mis dientes paletos irradiaría un destello en forma de estrellita, como en las pelis de 007.
Pero no puedo. No me nace.

Otra respuesta podría ser: “Bueno, en este momento estoy de festival de cine en festival de cine promocionando mi última película: El violín de piedra. (¿Primera o ultima? ¡Qué lío!). Hemos estado en Oviedo, si. Y en Buitrago del Lozoya. Ahora toca Calanda, Montreal, Moscú, Londres,… En fin, un periplo”.
¿Y qué? ¿Me han dado un Oscar? ¿Un Goya? ¡Pues cierra el pico, cretino! (Esto me lo digo yo, ¿eh?. ¡Hasta ahí podíamos llegar!)

En definitiva, ante una pregunta como ¿qué haces?, la respuesta -mi respuesta- es siempre la misma: “HAGO COSAS”.
Pero en ese preciso momento tengo que desaparecer, según esté pronunciando el “co” de cosas. Porque justo comienzo a recordar que yo también he dejado a mi madre en lejía, y con un toquecito de sosa cáustica. ¡Peligro en el ambiente!

Y es que la gente tiene poco que preguntar. O no sabe preguntar, lo cual es aun peor.
Tomad nota:
– ¿Te enrollan los bocadillos de panceta adobada?
– En el pollo, ¿eres más de chilindrón o de pepitoria?
– Si tuvieras que elegir, ¿bóxer short o tanga mojonero?
– ¿Sabes que si dices jamón repetidas veces te sale monja?
– ¿Qué te gusta más de Carglass, que cambia o que repara?
– ¿Estás de acuerdo con la política económica en los países subdesarrollados? Como, por ejemplo, Soweto. Un, dos, tres, responda otra vez…
– ¿Te has dado cuenta de que si dices chocho muy seguido te sale un nuevo chocho? (¡Anda, mira tú!)

En fin, señoras y señores, cuestiones de interés general. ¡Por favor!
Si hay un sinfín de preguntas para poder hacer en una conversación inicial sin tener que preguntar qué haces o a qué te dedicas…

Yo, por eso contesto lo que contesto: COSAS.
Pero si algún día -Dios no lo quiera- una parálisis (paralís para los colegas del Rúben, el Míguel y el Grabiel, aunque principalmente para los de la Ráquel) me impide huir para salvar a mi madre del efecto sosa cáustica, y mi interlocutor me pregunta: ”
-“¿Qué cosas?”
Siempre podré contestarle con el destello en forma de estrellita en mi diente paleto:
“Me dedico a reflejar mi rostro en el espejo mientras me miro a los ojos y me digo repetidamente:
cho-cho-cho-cho-cho-cho…”

17 Comentarios

  1. CarloSena

    Grande JESÚS de ASUMENDI, con todas las letras , que para eso están….

  2. Tu Luchy

    Jajajaja. Y nos falta “dónde vives”, como comprobando si les viene bien para mudarse y tal . Eres genial. Besos y más besos

  3. Katri

    Jaaajajajajaja de verdad q me acabas de alegrar el día,( lo tendría que haber leído antes) porque estoy de la preguntita… hasta ahí o más, y nunca se me había ocurrido contestar así!! Eres genial y me río como siempre contigo, mucho, mucho.
    Mil gracias y mil besos.

  4. AZU SANFE

    ¡Jaaaa! ¡Genial! ¡Me me des-web-o! De monólogo total. Como si lo estuviera viendo. ¡Besos! 😉

  5. FERNANDO

    Jajajajajaj. Ayyyy….Jesusito de mi vida…como que no sabemos todos que además de HACER COSAS “…..estudias”. Si Jesús, estoy convencido que eres el ser que mejor sabe estudiar la vida.

  6. Roberto Moreno

    Ahora también eres bloguero de éxito… 😉

  7. Arturo

    Nos falta la pregunta de que buscas??? Odiada por ti sobremanera

  8. Chema detodalavida

    Como me gusta tu ingenio!!!!!

  9. miryam

    Eres muy grande!!!!!!!

  10. Marta

    A mí me encanta esta pregunta. Contesto q soy su sueño hecho realidad. Mido más de 1.70, rubia de nacimiento y azafata…..q más pueden pedir????

  11. Sandra

    Jajajaja… Me encaaantas!!

  12. Lara Cobos

    Jajaja cuanta verdad!! Me encanta

  13. Nayma

    esto va ir pa largo,eh?

  14. Paloma

    Te aseguro que si un tío me entra preguntando si me enrollan los bocadillos de panceta me gana para siempre. Eres un crack, esto sí son buenos consejos

  15. Paloma

    Mucha mierda para la peli, para la radio, para este blog y, sobre todo, para tus “cosas”, esas que haces….
    En realidad este segundo mail es porque me olvidé de poner la crucecita en recibir nuevas entradas por email (por si no lo habéis notado)

  16. Raquel

    Eres genial!!! Bs

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar