Proceso Selección Kafkiano | Lo que queda del dia
Kafka

¡Qué Kafka ni qué Kafka! Para procesos, los míos

¡Hola, amiguitos!

Esta semana ha sido rara, rarita, rara. Sin llegar a definirla como Kafkiana he tenido mis nexos de unión con el escritor de Praga: he sufrido dos procesos y he terminado con otro.
Por orden cronológico, que se me amontonan. A ver…

Cuando ya me había recuperado recientemente de mi primer proceso, un tremendo ataque de lumbo ciática, el lunes pasado -nada más levantarme- me llamaron por teléfono. No era nadie o se cortó. ¡Qué se yo! Pero fue más que suficiente para escucharme decir: “¿Sí?, ¿Diga melón?,¿Al aparato?, ¿Hola?,…” (Que son todas esas estupideces que uno dice cuando responde una llamada pero al otro lado no hay nadie).
Pues eso, que no había nadie pero yo mismo me dije cuando colgué (como Aida Nizar cuando habla de ella misma, en segunda persona del singular): “Jesús, hoy te has levantado súper seductor. ¡Vaya vozarrón! Tú sí sabes lo que es el poder de seducción”. Y me fui al espejo a ensayar voces y poner caras de eterno seductor. Y mirándome a los ojos me dije: “¡Porque tú lo vales!”. Y me lo dije a pelo, sin patrocinio alguno por parte de L’Oreal.
Después sonreí. Después tosí que casi echo el bofe. Y después vomité y directamente lo eché.
¡Enterito, oiga!
Proceso gripal al canto. Segundo proceso. El anterior, el de la lumbo ciática, como diría mi súper amiga Paulina Rubio, ya me la hizo pasar padrísimo. (¡Cuánto mamarracheo puede haber en una misma mujer!) Pero de este no voy a hablaros porque ya estoy salvado, de momento. No hay nada que las inyecciones de corticoides no consigan.

Así que, semejante gripazo me ha obligado a tomarme una caja de Frenadol, y ahora otra de Fluimucil Forte 600. ¡A tope con los gramos! Sigo teniendo la voz seductora y esa sensación de haber recibido una buena paliza sin haberla disfrutado realmente. O sea, aun no sé por dónde me vienen los tiros. Tengo mocos para montar una agencia de exportación de mocos (lo cual me hace estar a cero coma de que me sangren los orificios de la nariz de tanto sonarme) y, como sigo fumando, mi tos se ha convertido en una fantástica mezcla de sonidos guturales con náusea final, terminando en posición Arabesque. Esto es, muy Linda Blair en “El exorcista” con un toquecito de Lola Gaos en “Furtivos”. Una delicia todo, todo y todo. O sea, un proceso gripal patrocinado por seguros “Catalana de Occidente”.

Pues de estas guisas me aventuro a vivir mi tercer proceso. O lo que es lo mismo, viviendo intensamente mi proceso gripal me adentro en otro proceso: uno de selección.

Os cuento.

Hace mas de un mes alguien publicó en Facebook el anuncio de unas jornadas de puertas abiertas de la compañía Fly Emirates (ya veis, qué finos: jornada de puertas abiertas).
Yo, con el fin de que el INEM vea que me preocupo por ellos mucho más de lo que ellos lo hacen por mí, me digo: ¡de cabeza al hotel AC Cuzco! Al menos, a intentarlo. ¡Que no se diga!
Así que, me pruebo modelos para estar presentable, le pido a mi amiga Luchy que me haga unos CV’s en perfecto inglés, me hago unas copias de unas fotos en las que salgo mono y gracioso (¡gracias, Eliseo Rivas!) y el sábado, o sea anteayer, me pongo mi despertador a las siete y cuarto de la mañanita. Porque como sigo con mi gripe necesito tiempo para toser y volver a echar el bofe.
Me afeito, me ducho, me visto, me gusto y me largo.
Un cambio de línea en el metro y a las 09:00 estoy allí, como un clavo.

– “Buenos días. Disculpe. ¿El proceso de selección de la Fly Emirates, por favor?”, preguntó al primer tipo que veo de uniforme.
– “Esas escaleras p’abajo”, me contesta señalándome las escaleras con el mentón. Me encanta la gente que señala a golpe de mentón. Es tan auténtica…

Así que, bajo las escaleras “mentoneras”, sigo la senda de baldosas amarillas como Dorothy en “El mago de Oz” (pero sin el perrito Totó) y me adentro en un aula REPLETA de muchachos y muchachas con edades que podrían perfectamente no sólo ser mis hijos sino mis nietos.
Primer golpe bajo. ¡Joder!
Y vuelve a salir la Aida Nizar que hay en mí: “Jesús, ¿pero a qué coño has venido?”, me pregunto mientras con mi mirada busco un lugar donde sentarme.
Pero no hay lugar donde sentarse (además del suelo) porque los organizadores de estas jornadas de puertas abiertas (¡ojito con el nombre!) no han previsto que en un país en crisis y con unas cifras de parados como hay en nuestra querida España, esa España mía, esa España nuestra, la gente ha acudido en masa como quien va a la inauguración de “Primark” en plena Gran Vía madrileña hace algunas semanas. O sea, a lo bestia.

Hace sed, así que como tocamos a un quinto de botella de agua de 33cl. por cabeza, me aventuro a coger una entera. Y eso que me llevo. El que venga detrás, que babée. Ni sillas ni agua. ¿Qué es, por si roban? Al tener las puertas abiertas…

Un empleado del hotel aparece varias veces con cargamentos de sillas para los que estamos de pie por haber llegado a nuestra hora. Viene como unas seis veces y cada vez que entra en el salón hace más ruido que la anterior, lo cual me hace suponer que su cabreo es directamente proporcional al número de sillas que le han ordenado que traiga. Me solidarizaría con él si no fuera porque, debido al estruendo, todos los que estamos en la parte de atrás no nos estamos enterando del discurso de apertura que está pronunciando -ajena a todo o haciéndose la ajena- la chula que representa a la compañía: una muchacha muy bien parecida quien, pese a ser más española que el Jabugo, ha decidido no disparar ni media en cristiano.
¿Y a mí qué? Como soy tetralingüe…
Tetralingüe y sordo. Será la gripe. O el señor de las sillas. Pero yo no oigo ni cascajo.

Mientras tanto, ya nos ha puesto unos vídeos corporativos donde el personal nos habla del talante multicultural reinante en la compañía. Y se ven unos planos maravillosos de Dubai, ciudad base si terminas trabajando allí. Y donde puedes hacer desde shopping hasta shopping. Claro, eso si te gusta comprar. De lo contrario, siempre puedes hacer shopping. O sea, un montón de actividades que me hace pensar: ¿tan bien pagan pa tanto chópin?

Entonces, ella explica minutos después que el sueldo base asciende a 800€ con un mínimo de ochenta y siete horas voladas. Y que lo que te excedas, te lo pagan. P’al chópin, intuyo.

Posteriormente, pasa a repartir unas solicitudes para cumplimentar, las cuales hay que entregar junto con el CV una vez que las tengamos listas.
Huelga decir que había tantas solicitudes como botellines de agua…
¿A cuánta gente esperaba? ¿A una docenita? ¡Qué cuqui todo!

Una vez cumplimentada la solicitud en dos minutos (nombre, apellido, correo electrónico, telefono e idiomas a dominar) llega el momento cola para la entrega, exactamente la misma que para conseguir las entradas de un concierto de Madonna en el Santiago Bernabéu. ¡Hora y cuarto de cola! No la hice yo ni para asistir al concierto de la Streisand.

Cuando -¡por fin!- me llega el turno me acerco con mi modeli, mi súper proceso gripal, mi CV y mi solicitud y le digo, muy tetralingüe: “Hi”

Y ella, mirando mi currículo me dice en su perfecto inglés de tan solo bilingüe: “Woooow! Veintidós años como jefe de tripulación. Great!”

Y yo contesto (que me gusta a mí precisar): “Yes, rili greit. No, just twenty”.

Y ella, como súper interesada, me pregunta: “¿Y por qué lo dejaste?”

Y yo, para no cagarla hablando del horror que supusieron mis dos ultimas empresas en el Ave, contesto muy seguro de mí mismo y auto convenciéndome: “Porque necesitaba un cambio en mi vida. Aunque quizá lo he decidido tarde…”

Y ella, muy comprensiva, muy maja y muy zorra (como dándome ánimos) me dice, sentenciando:
“Nunca es demasiado tarde para un cambio”.

Entonces, le doy las gracias y me voy, pensando ya en qué ponerme para coger mi inminente vuelo a Dubai. ¡Qué dilema! ¿Qué vaqueros me pongo? ¿Los azules desteñidos? ¿Los azules un poquito más oscuros? ¿Los más oscuros? ¿Otros más oscuros aún? ¿Los ultra oscuros? Bueno, ya lo pensaré mientras preparo mis maletas. Siempre puedo ir de shopping en Dubai…

¡¡¡Pues no me ha cogido!!!
¡¡¡Ha seleccionado a cuarenta y tres de mis nietos y a mí me ha dejado fuera!!!

¿Pero en qué se ha basado? Misterio sin resolver, como todos los misterios que últimamente acontecen en todos los procesos de selección que tiene lugar en este país. Les encantas, se ríen mucho contigo, les flipa tu CV pero no eres el elegido.
Qué comprensible todo, ¿no?

Así que, cuando no he visto mi nombre en las listas de admitidos para la siguiente fase, me he ido con toda la tranquilidad del mundo a coger el metro de vuelta. Mi cama esperaba un cuerpo como el mío después de semejante madrugón. Y ya era la una y media de la tarde…

Y mientras venía para casa pensaba en los procesos de selección que actualmente se hacen en este país y le daba gracias a Dios porque en el de hoy (al contrario que en el último o al que asistí) no me habían hecho cantar “My man” de Barbra Streisand. Y esto os juro que es verídico.
Pero esta gente todavía no sabe con quién se la juega. ¡Me la canté enterita!

Pero hoy no hubiese podido cantar. No tengo voz.

¡Maldito proceso gripal!
¡Maldito proceso de selección!
¡Malditos procesos!

29 Comentarios

  1. Raquel

    Brillante Jesús!!!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Brillante el que me podía haber comprado en Dubai.
      ¡Gracias, cariño!

    • Ay Jesús!
      No he podido evitar reírme pese a que la entrada de divertida tiene poco, pero bueno es lo que tienes, que haces bueno lo malo.
      Si te sirve de consuelo decirte que en estas compañías quieren pipiolos maleables, sin experiencia y que piensen lo justo para poder hacer lo que quieran con ellos. Con decirte que algunos tripulantes huyen de la compañía cuando pernoctan en Europa (les retienen el pasaporte hasta el momento de volar) total, que las nenas llegan a París al hotel, roban los amenities y huyen despavoridas. Así no les quitan dinero por no acabar el contrato. Molt fort!

      En fin, que sigo siendo muy fan tuyo de ti y que muchas gracias porque contigo aprendí muchísimo. Yo estoy en pleno “proceso” judicial con Air Europa porque ya me han tocado las bolitas.

      Un besazo enorme!!

  2. Cristina Alises

    Ellos se lo pierden! Y, tal y como está el patio, mejor estás en casita, curándote tu proceso gripal. Mejorate, guapo!! (Deseando escucharte cantar Hello Dolly :-))

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Ensayando estoy, Cristina.
      De mi proceso, aun estoy medio/medio. Hija, con estos cambios…
      Y sí, ellos se lo han perdido. Ahora tengo tiempo de ensayar nuevas canciones. Bueno, ya las bordo.
      Besazos, bella.

  3. Tu luchy

    Jajajja. Yo prefiero que hayan sido tan tontos de no cogerte. Qué harías tú rodeado de tanto dorado? Y yo “sintigo”?

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Tienes toda la razón, Luchy. Yo, por el tono de mi cabello, soy mucho mas de plateados.
      ¿Tontos? ¡Qué va! Pandilla de lerdos…
      Además, te veía viajando cada mes a Dubai y no hay economía que lo resista…

  4. José Ferraz

    Es triste pero es la realidad, estos paises no van a selecionar a Holanda, Bélgica, Noruega, Suecia y por ahi fuera..vienen a España, Portugal y a los demas pobres de europa..porque saben k pueden sacar lo mismo por menos osea “ESCLAVOS”…mejor asi..yo ya pensaba que iba a Dubai a visitarte asi ..como es costumbre alguien decir que nostros(2) lo conocemos bien “MUY BONITO”

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      José, mejor me visitáis en Madrid. Qué -como dice ese alguien a quien conocemos bien- es MUY BONITO. jajaja
      Y he pensado que para esclavo, mejor hablo con mi amiga Victuar y le echo una mano a Clodomira.

  5. ezequiel

    Siempre nos quedará Radio Argo.
    Un abrazote.

  6. Ana Sáez

    Ellos se lo pierden. Un consejo si me lo aceptas. Aptovecha el catarro para dejar d fumar. A mi me valio y d esto hace ya 9 años y claro…….20 kilos q es lo peor!!!!

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      ¡Ay, Ana! Si fuera tan fácil… Qué va, no creo que lo deje. Soy un descerebrado y, además, me encanta fumar. Y tengo la voluntad completamente virgen.
      O sea, todo en contra. Pero gracias.

  7. Raúl

    Jesús, creeme que es mejor que no te hayan seleccionado… y hasta ahí puedo leer…

  8. Marian

    Impresionante . Y como dice Cristina… ellos se lo pierden… porque eres un LUJAZO.

  9. Sandraimc

    Si ellos supieran lo q se pierden…bss amigo… Cuídate

  10. Pat

    Nunca entendí como te dejaron marchar!
    Así que no voy a intentar comprender, como te han dejado escapar..
    Me pierdo en este mundo, cada vez mas sinsentido!
    Me encanta seguirte, Jesús!

  11. Paloma

    Mierda de empresa!!! Si así hacen la selección personal yo no me monto, seguro que los aviones no vuelan…. Jesús, sólo se me ocurre decirte: tú si que vales

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Nunca lo sabré, Paloma. Pero no es algo que me quite el sueño, te lo juro. Aunque suene a lo de la zorra y las uvas. ¡Allá ellos!
      Gracias por tu veredicto telecinquero. ¡Tú más!
      Besazos.

  12. Marisa

    Ellos se lo pierden!! Me puedes explicar para que quieres ir tu a Dubai tal como está el patio??
    Muakkkkk

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      ¡Ay, hija! Debe ser ese espíritu aventurero De la Quadra que me pierde. Sino, yo tampoco lo entiendo.
      ¡Y para hacer chópin, qué coño!

  13. Lara Cobos

    porque tu lo vales!!!

  14. El De Asumendi ese
    El De Asumendi ese

    Es un espacio patrocinado por L’Oreal.
    Gracias, cielo. Besazos.

  15. Roberto Moreno

    Poniéndome al día, espero que estés recuperado de tanto proceso… No hay nada como el buen humor (negro) y la inteligencia para salir airoso de tanta experiencia inevitable e inútil. Yo también aprendí muchísimo contigo y no sólo profesionalmente hablando.

  16. Eliseo

    De nada guaperas! Ya ves que llevaba retraso con tu blog ☺️

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar