¿ Remake ? ¡No, gracias! | Lo que queda del dia
remake

¿Remakes? ¡No, gracias!

¡Hola, amiguit@s!

Cuando el lunes os dije que últimamente veía mucho cine, no tenía ni idea de que esa misma noche iba a tener que pasar por el maldito trance de ver (voluntariamente, por supuesto) la misma película dos veces. ¡Y seguidas! Lo hice a conciencia, cierto. Lo que no sabia a priori era que mi cabreo iba a ser mayúsculo. Y no es la primera vez que me sucede. Pero siempre pico…

Hasta aquí nada de particular, como podéis observar. Pero os preguntareis el por qué de tan mayúsculo cabreo, ¿no?
Pues se originó debido a esa pobre, triste y poco imaginativa forma de hacer cine: el REMAKE.

Detesto los remakes. No encuentro sentido a los remakes. ¿Son comerciales los remakes?
¡Pero si es que ni siquiera aguanto el término cinematográfico! ¡REMAKE!
¡Coño! Copia mala, pésima, pobre, absurda, triste, vacua… Así, sí. (Claro, que esto es un término poco cinematográfico, no había caído…)

Sea como fuere, los considero absolutamente innecesarios, máxime cuando -como suele ser habitual- rara vez (por no decir ninguna) se supera el original. Y si se supera uno de cada veinte, ¿por qué tenemos que tragarnos diecinueve bazofias?
Claro, ante estos hechos no puedo por menos que hacerme varias preguntas:
¿Para qué se hacen?
Y si se hacen, ¿es porque se quiere versionar (normalmente copiar) una película que ya tuvo éxito?
Y si ya tuvo éxito, ¿para qué explotarla de nuevo? Si nunca suena la flauta…

En definitiva, un bucle absurdo que no tiene ni pies ni cabeza.
O sea, es pretender comercializar una película que ya, por sí misma, consiguió buenas criticas y muchos millones de recaudación, pero que no ofrece garantías de volver a conseguir la misma proeza.

Siempre se ha acusado al cine norteamericano (me confieso gran consumidor del cine de los USA en su mayoría) de carecer de buenas historias sustituyéndolas por unas producciones que ninguna otra industria cinematográfica internacional se podría permitir. Cuestión de dólares…
Por el contrario, se ha alabado a los cineastas europeos por saber contar historias con muy pocos medios.
Bueno, pues no lo uno ni lo otro. Ni los americanos ni los europeos son ni tan buenos ni tan malos.
Pero supongo que esa carencia de buenos guionistas en EEUU (y conste que me refiero a últimamente, no a la época del Hollywood dorado) hace que los grandes estudios se planteen el llevar a cabo los rodajes de películas ya filmadas que, en el momento de su estreno, hicieron cierta historia.

¿Alguno de vosotros se imagina una nueva versión de “Casablanca” con -pongamos como ejemplo- a Scarlett Johansson en el papel que interpretaba la gran Ingrid Bergman?
¿O un nuevo “Lo que el viento se llevó”? ¿Qué reparto podría sustituir al excelente de 1939?
O más recientemente, ¿otro “Fiebre del sábado noche”? ¿Quizá para lucimiento de Ricky Martin?
¿Y un “Sonrisas y lagrimas” con Lady Gaga en el papel de la novicia Maria? (Que sí, que sí, que su sentido homenaje a esta peli en la última ceremonia de entrega de los Oscar fue maravilloso pero que la Andrews siempre será la Andrews).

¿Estamos locos? ¿Nos conformamos con cualquier producto zafio? ¿Acaso ha dejado de gustarnos el CINE con mayúsculas?

Mirad, debido a mi condición de “cinéfago” he tenido que pasar el trago de ver como Grace Kelly era absurdamente sustituida en 1998 por Gwyneth Paltrow en el remake de la maravillosa película “Crimen perfecto” (1954), de Alfred Hitchcock. (Y entre nosotros, por muy princesa de Talavera de la Reina que sea la Gwyneth, nunca lo fue ni lo será de Mónaco. ¡Hasta ahí podíamos llegar!. ¿O no, Patricia Martínez Macho? Jajaja)

Y también he tenido que soportar la desagradable experiencia de ver destrozar “Mujercitas” (1949) cuando Janet Leigh era sustituida por Trini Alvarado (¡Ah! ¿La conocéis?) y Elizabeth Taylor por Kirsten Dunst y Samantha Mathis (la Taylor es mucha Taylor y necesitó de dos actrices para el papel que ella supo y pudo hacer solita) en la nueva, prescindible y algo fría versión del año 1994. ¿Cómo es posible hacer una película fría de semejante pastelón de novela? ¡Viva el remake!

Por favor, ¿alguien me puede explicar el por qué de dos versiones más de la fabulosa y original “King Kong” del año 1933?. Por mucho que en la segunda (1976) la protagonista fuera la gran Jessica Lange (de la cual ella misma reniega, por supuesto) y en la tercera (2005) estuviera la estupenda Naomi Watts (aprovechando el tirón de su director Peter Jackson, post “todos los señores de los anillos varios”).
Pues no, no hay explicación posible porque a pesar de la precariedad de los efectos especiales, la del año 1933 es la única que ha pasado a formar parte de la gran historia del cine.

En fin, lo que iba a comentaros de mi lunes aciago…

Se me ocurrió -por jodío curioso- volver a ver la original y genial “Poltergeist (Fenómenos extraños)”, la clásica del 1982 y la nueva versión, realizada este año, titulada exactamente igual. Cuán original, ¿no?
Y vuelvo a preguntarme: ¿había necesidad de hacerla? ¡Ni de verla ni de hacerla! ¡Qué horror!

¿Dónde está mi niña Carol Anne (que no Caroline) diciendo la mítica frase de: “Ya están aquíííí”, sentada a veinte centímetros del televisor y mirando a sus papás?
¿Dónde aparece en la nueva versión una madre coraje como era la que interpretaba la actriz Jobeth Williams en la original?
¿En qué momento del nuevo film aparecen esos efectos especiales originales que ya nos sobrecogieron hace más de treinta años sin utilizar tanta técnica digital?
¿Dónde está ese pedazo de actriz que fue Beatrice Straight (Oscar a la mejor actriz secundaria del año 1976 por “Network, un mundo implacable”. ¡Peliculón!) interpretando a la carismática Doctora Lesh?
¿Dónde y cuándo se escucha la maravillosa partitura compuesta para la peli por el gran Jerry Goldsmith, un maestro? ¡Semejante joya!
Y, lo que mas me ha dolido, ¿dónde está Zelda Rubinstein? Ese pedazo de actriz con esa voz tan particular que interpretaba a Tangina Barrons, la médium de metro y medium de altura pero enorme en sabiduría, a quien las Ray-Ban Pilot le otorgaban ese toque magistral de modernidad? Un papel que le proporcionó a la intérprete ser nominada a los premios Razzie y Satellite como peor y mejor actriz respectivamente, por esa misma peli. O sea, que a nadie le pasó desapercibida.
¿Alguien ha podido olvidar aquello de: “¡Corre hacia la luuuuuz, Carol Aaaaaaaaane!”? ¿O eso otro de: “¡Tooooooodos sooooois bienveniiiiiiidos”?
Pues yo, NO.

Y la nueva, ¿qué? Pues otro fiasco más.
Carol Anne le ha cedido el protagonismo a su hermano.
La actriz que interpreta el papel de madre se llama Rosemary Dewitt (súper conocida en casa de los Sres. Dewitt). Y ni coraje ni nada de nada…
A pesar de los avances de los efectos especiales en los últimos treinta años, estos no son nada comparados con los del film original.
La gran doctora Lesh ahora es interpretada por una actriz que sin haberse llevado premio alguno, creo que tiene un vecino que se llama precisamente así: Oscar.
La banda sonora la firma un señor llamado Marc Streitenfeld, quien será muy buen compositor, si. Pero su partitura no tiene la magia de la original.
¿Y mi Tangina Barrons? ¡¡¡Pero si ahora es un tio llamado Carrigan Burke que en esta versión tiene un programa en le tele tipo Iker Jimenez!!!
¡Por el amor de Dios! ¡Sacrilegio!

En resumidas cuentas, nada en esta versión aporta algo nuevo. Una verdadera estafa que con las palomitas y la coca-cola te sale por quince pavos del ala. Y por mucho menos de esta cantidad te compras el DVD con la película original remasterizada por la conmemoración del 30 aniversario.
Y además del dinerito, te ahorras perder el tiempo viendo basuras innecesarias y aumentas tu dvdteca. O tu Blu-rayteca…

Así que, desde aquí hago este pequeño llamamiento:
¡No más REMAKES!
¡No más estafas!
¡Queremos a la verdadera Tangina Barrons!
¡Correeeeed hacia la luuuuuz!
¡Toooooodos soooois bienveniiiiiiiidos!

18 Comentarios

  1. Cristina Alises

    Completamente de acuerdo contigo. Besos, guapo!

  2. Ana Martinez

    Casi todo de acuerdo. No me gustan los remakes. Añadiría El planeta de los simios que fue decepcionante total la nueva versión. Pero el King kong d Jessica Lange….. aunque la versión original fuera maravillosa, me encantó. Tenía un toque de ternura y sensualidad al mismo tiempo. También es verdad q el estreno de la original me la perdí (jejeje) y la otra tenía una edad adolescente perfecta para verla en la gran pantalla. Me fascinó

  3. El De Asumendi ese
    El De Asumendi ese

    ¡Ya lo creo, Ana! Lo del nuevo “Planeta de los simios” no tuvo nombre. Pero la lista de pelis en tan larga que tendría que hacer una entrada diaria.
    A mi me fascina la Lange, me parece ACTRIZÓN. Pero lo de su “King Kong” tiene varios tragos. Y te diría que de cianuro…

  4. tu Luchy

    Cuánta razón! No los soporto, son plagios autorizados

  5. Rocio Lacaci

    Jesús, no descartes la posibilidad de que Scarlett haga un remake de Casablanca…..y si me apuras te diría que “lobezno” tiene todas las papeletas de ser su partener….¿te imaginas??????

  6. Cris

    Estoy totalmente de acuerdo!!! Buen “blot” Señor Conde!

  7. José Ferraz

    Hay remakes que no sairan mal, “Charlie Angels” “bravura idomita” (john wayne) nine/eleven con georges cloney que lo hice Frank Sinatra, “bourne identity” con matt Damon que fue una serie de 1988 “Dracula Bamstroker” que el original es de 1931, “A mosca” que es de 1958 y “scarface” que es de 1930 con el espectacular Alpacino hay tbn de serie “Fargo” creo que el remake esta mejor, “Scream” que ahora han hecho una serie que esta muy muy buena “Dusk Down” que la primera es con Tarantino e Clooney pero el remake lo hicieran con actores deconocidos y esta soberba..no puedes sacar conclusiones solo de “una”

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Efectivamente, José. No puedo sacar conclusiones sólo de una. Pero si lo hiciera de todos los REMAKES que hay filmados, este blog no tendría fín. Por eso aclaré que de cada veinte, diecinueve son pura basura. Y hablé de algunos de ellos por poner ejemplos que en mi modesta opinión son absolutamente escandalosos por lo malos. “Los Ángeles de Charlie” es una de las peores adaptaciones de una mítica serie setentera, para gloria de Drew Barrymore y de Cameron Díaz. “Valor de ley”, de los hermanos Cohen, es del grupo de veinte, el buen remake. Casi supera al original. Totalmente de acuerdo. Respecto a las demás de las que hablas, discutible que sean consideradas todas como remakes.

  8. Lara Cobos

    Qué cierto lo q cuentas. No he visto un remake que merezca la pena. Donde esté Andrews cantando con los niños de la familia Tramp, q se quiten las demás.
    Un besazo.

  9. Ana

    Me pasa lo mismo con la película El padre de la novia, con Spencer Tracy y Elisabeth Taylor.
    No soporto el “remake” o copia burda de Steve Martín&Company
    Donde estén ese padre y esa hija interpretados por Tracy y Taylor que se quiten los demás.

  10. El De Asumendi ese
    El De Asumendi ese

    Cierto, Ana. Maravillosos Tracy/Taylor. Y maravillosa peli. ¿Qué sentido tenía volverla a hacer para empeorarla?

  11. Roberto Moreno

    Estoy muy de acuerdo, por lo general no merecen la pena. ¿Y cuando un director se “remakea” a sí mismo tipo Haneke con la tremenda Funny games?, en la que también actuaba Naomi Watts que por cierto es la reina del remake: La señal, Funny games y King Kong. También iba a participar en el de Los pájaros pero parece que ya no… Gracias por escribir sobre cine, me gusta tanto como cuando nos haces reír. Besote

    • El De Asumendi ese
      El De Asumendi ese

      Gracias a tí, Roberto. Y qué razón tienes con lo de Haneke. ¿Qué sentido tenía volver a hacer EXACTAMENTE su misma peli? Aunque reconozco que me encantó…
      Mira, es verdad. No había caído en lo de Naomi. Es la reina del remake, cierto. Y espera, que no son “los pájaros” pero vendrá otra. Seguro. No hay tres sin cuatro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar