Sweden, twelve points - 2ª parte | Sueco | Lo que queda del dia

Sweden, twelve points! (Parte II)

(Sweden, twelve points. Primera parte)

Y allí estaba como un clavo. A las seis en punto de la tarde. Rollo Federico García Lorca pero con una hora de más…

– “¿Quién llamar?”, me contesta una voz grave por el telefonillo.

– “Hola, busco a Inga. ¿Es ahí?”, pregunto confundido pensando que me había equivocado o que era la nórdica quien se había equivocado.

– “Si. Tú subir”, contesta la misma voz pero esta vez con tono más grave, lo cual aun me dio mas miedo. Desde luego, porque eran las seis de la tarde que si llega a ser de noche le dan a Inga por el orto sueco.

Entonces subo y me abre la puerta un PEDAZO NEGRO de casi dos metros que viste un pantalón corto (sin comentarios) y una camiseta apretada que ríete tú de las tetas de Loló Ferrari.
Y sin dejar de mirarle al pantalón corto (es que me pierde un Adidas) le pregunto:

– “¿Está Inga?”

Y escucho en la lejanía:

– “Pase p’adentro, Jesús. Yo al salir. Sientar sillón”, me dice la tía.

Y yo pienso: oye, pues no ha aprendido ni tan mal. ¡Qué castiza! ¡P’adentro! Y mientras pienso, mis ojos han pasado del pantalón corto del negrazo a la camiseta en otro cero coma. ¡Uf! Fuerte el maromo…

Entonces me adentro en el catálogo de IKEA.

Dejo mi cazadora (hacía frío en la calle y estaba muy nublado) en el perchero TJUSIG de la entrada y continúo ruta hasta llegar al sofá FRIHETEN, de tres plazas. Por si se me sienta el de los casi dos metros al lado.

He sido súper puntual, lo veo en el reloj SÖNDRUM que tiene Inga en una de las paredes del salón.

Ameer, que así se llaman los casi dos metros, me saca un vinito en unas copas SVALKA pero le digo que no bebo vino, que si tiene cerveza. Y me viene con una SKOL en unos vasos KREMLA, muy monos. Además trae agua en una botella MILDRA, a juego con los KREMLA. Por si tengo más sed.

Ameer no habla. No querrá, oye. Así que, se sienta en el sillón EKTORP TULLSTA mientras reposa sus pies del 48 sobre la mesa nido SVALSTA.

Comienza a oscurecer porque va a caer la del pulpo y antes de poner la tele que se encuentra sobre el mueble MOSJÖ, enciende la lámpara de pie KLABB y las dos GAVIK (¡hija, qué monada!), que se encuentran sobre el STENSTORP. Todo con el fin de crear un ambiente más relajado, intuyo…

Mira tú por dónde, Ameer me pregunta: “¿Tú querer que yo encender la ÄLVSBYN?”.

Y ya estoy al borde del desmayo cuando aparece Inga. ¡Bendita sea!

– “Ameer, tu quites tele yo pones música”, dice ella que apunta maneras de súper buena anfitriona.

Y enciende el equipo que está situado camuflado dentro del METOD/BODBYN y los tres comenzamos a escuchar los primeros acordes de “Dancing Queen”, de ABBA. La cena promete.

Ella me pide que le ayude a poner la mesa, eso es muy moderno con los invitados, ¿no?. ¡Pero me lo pide a mí! Los dos metros siguen descansando en el EKTORP TULLSTA. ¡Vaya cojonazos negros! A ver, que lo digo por la pachorra, ¿eh? Que no es que salga nada por el pantalón corto, qué va.

Me dirijo con ella a la cocina y me da la bandeja ÖNSKEDRÖM con tres corremesas YRJA, tres cuencos ÖPPEN, tres platos lisos FÄRGRIK y los correspondientes cubiertos DRAGON. Así que, voy cargadito a la mesa GAMLEBY y comienzo mis tareas de invitado. ¡Que viva Suecia!

Ahora ya suena “Mamma mia”.

Inga avisa a Ameer para que despegue el escroto de su sillón y se aproxime a la GAMLEBY. Ella viene con toda la comida. Ha preparado “gaspacho y pallella”. ¡¡Para cenar!!

Nos sentamos en las sillas LERHAMN y comenzamos a degustar los típicos platos españoles. Definitivamente, la gastronomía no es el fuerte de Inga. Ya presiento que voy a tener que tirar de Almax.

La conversación es agotadora porque ella continúa con los jeroglíficos y los dos metros hablan en puro infinitivo. Mirad, casi le entiendo mejor a él aunque diga poco. O quizá por eso le entiendo mejor…

Está claro por las miraditas entre ambos que Inga se lo tira, no es tan sólo un invitado a esa “fastuosa” cena. ¿Esto es lo más español que ha encontrado? Lo dicho: bastante más zorra que yo.

Creo que ya han sonado todos los éxitos de ABBA. Vuelvo a echar un vistazo disimuladamente al reloj SÖMDRUM y ya son casi las nueve. Me aburro como una ostra, no les entiendo apenas y del “gaspacho” y la “pallella” mejor ni hablar. Deseandito meterme un par de Almax que estoy.

Entonces, me atrevo a decir:

– “Inga, va a ser mejor que me vaya antes de que empiece a llover más”.

Y contesta:

– “Te llevas yo. Tienes VOLVO aparcada abajo”.

– “No, mujer. Ni te molestes. Si estoy cerca. Además, no se te vaya a dormir el muchacho”, le digo mientras veo como “elpedazodenegroqueseestátirandoestapuerca” se encamina de nuevo al EKTORP TULLSTA.

Y me dirijo a la puerta, donde cojo de nuevo mi cazadora del perchero TJUSIG.
Me despido con un par de besos (a ella, al negro no. ¡Qué putada!) y me echo a la calle.

Y mientras espero un taxi (qué cara me va a salir la cena) pienso: si hace un frío que pela, si el flamenquito ha muerto (¡que viva ABBA!), si me he tomado ya tres Almax porque no se puede cocinar peor, si no hay quien entienda ni una palabra de su castellano porque no ha evolucionado mucho en sus estudios, si la casa es una planta completa de IKEA y si me quiere llevar a casa en su VOLVO, yo no tengo por menos que preguntarme:

¿Ese maromo “español” bonito, moreno y fuerte es lo que más le gusta de ESPANIA?

¡¡¡La muy zorrrrrrrrra!!!

16 Comentarios

  1. tu Luchy

    Jajajajajaja, pues el pepinillo semidulce sueco de Ikea es delicioso. Aunque, claro, con la pallela iba mejor el otro, sin duda

  2. Raquel

    Lo intentan pero no dan una!!!

  3. Carlos

    Hijo con lo bien que habria quedado con unas albondigas y un perrito de Ikea.Que atrevimiento !!

  4. Cristina Alises

    Por favor!! Que jartá a reír!! (Eso si te habrá sonado español ;-))
    Y todo esto lo has escrito sin echar un vistazo al nuevo catálogo de IKEA, ¡seguro!.
    Un besazo de una fan forever.

  5. El De Asumendi ese
    El De Asumendi ese

    Bueno, Cristina. No te creas que no me han costado los nombres de los elementos IKEA… ¡Son tremendos! Pero ha merecido la pena.
    Besazos para tí, cielo.

  6. Fernando

    Jesus!!!!! Por una cosa u otra siempre me haces llorar….esta vez no puedo parar…

  7. Elena

    Gracias Jesús. Me has hecho reir a carcajadas. Eres genial!!!

  8. José Ferraz

    como me gusta las estorias estas :):)

  9. El De Asumendi ese
    El De Asumendi ese

    Gracias a ti, Elena. De eso se trata, de reir. Bastante nos machacan ya otros. Un besazo.

  10. Sergio

    Genial Jesús!! Por mucho que le “laven la cara” a un coche 1 de la Serie 100,las risotadas siguen retumbando… Doy fe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar