Y para Navidad, todo lo mejor | Lo que queda del dia
feliz navidad

Y para Navidad, todo lo mejor

“…y paz a los hombres de buena voluntad”.

¡Hola, amiguit@s!

Ya es Navidad.
Si, menudo notición, ¿eh?
Lo sabéis hace mucho tiempo, me hago cargo.
Bueno, en El Corte Inglés cada año que pasa llega antes.
En la Puerta del Sol, el mega cono de Ágatha Ruiz de la Prada hasta te hace pensar que ha dormido allí todo el año, desde el enero anterior. Me refiero al mega cono, ¿eh? No a Ágatha. Ella duerme en su casita (tralará larita) con Pedro J. Ramírez.
Y en la televisión… ¿Qué deciros de lo que sucede en televisión? El bombardeo es continuo. Uno se da cuenta de que se acerca la Navidad por la emisión de tres anuncios: el de las burbujas Freixenet, el de los turrones El Almendro y el de la Lotería Nacional.
A mí me encantan los tres, lo reconozco.

A ver, en el primero de ellos echo en falta a esa figura de renombre internacional que nos deseaba en un pésimo español el “Felís Navitá con Freixenet”, mientras miraba a la cámara y alzaba su copa para brindar con todos los telespectadores que quisieran verlo.
¡¡¡Qué tiempos aquellos!!! ¡¡¡Qué glamour!!!
Curiosamente, a pesar del nombrecito del cava, era la única palabra que todos pronunciaban en condiciones: ¡Freixenet!

Qué nostalgia…

Por allí pasaron la inmensa Liza Minnelli (de hecho fue la primera que pasó), el genial Gene Kelly, la gran Shirley MacLaine, la exuberante Raquel Welch, el guapísimo Paul Newman, las cañones Kim Basinger y Sharon Stone, el querido 007 Pierce Brosnan, y tantos y tantos que se metieron en nuestros hogares desde el año 1977.

Ahora han cambiado mucho las cosas y (sin ánimo de desmerecer a nadie) tenemos a Shakira, a Sara Baras, al equipo español de sincronizada, a ciudadanos anónimos,…
Pero hace tantos años, tener a una figura de la popularidad y relevancia de las anteriormente mencionadas, apareciendo en nuestros televisores anunciando un producto nuestro, hacia que nos sintiéramos orgullosos y quisiéramos verlo en todas sus emisiones, porque sabíamos que el anuncio tenía los días contados.
En fin, es pensar en ello y me emociono.

Aunque no tanto como lo sigo haciendo con el segundo anuncio de los tres que os hablo: el del turrón El Almendro.
Chicos, es oír el “vuelveeee, a casa vuelve por Navidad” y ya tengo lagrimas en los ojos.
El de este año, con los abuelos comprando en secreto el billete de avión para su nieto que vuela desde Sidney y de este modo dar la sorpresa a los padres del muchacho que no se lo esperan, ya me ha hecho derramar más de una lagrima cada vez que lo veo.
No sé, será que que estoy más sensible de lo normal.
¡O será que es Navidad! Va a ser eso…

Pero el anuncio que verdaderamente me gusta, es el de la Lotería Nacional.
A ver, el de Rapha, Montse, Busta, Marta y Niña Cantori (de Viena), no. El gestito final de complicidad con los telespectadores, de Rapha mirando a la cámara mientras entona el soniquete “niños San Ildefonso” me daba cierto Torrejón de Ardor (de estomago).
Pero el de este año, en la fábrica de maniquíes, no tiene nombre. Es tierno, entrañable (si, es una palabra horrible y manida pero muy navideña. ¿Qué pasa?), bonito y -cómo no- a los sensibles como yo, nos provoca la caída libre de lagrima en descenso con una facilidad pasmosa.

Aunque yo, que soy nostálgico y cinéfilo por excelencia, echo de menos a mi calvo favorito de la televisión: el actor británico (aunque nacido en Trinidad y Tobago) Clive Arrindell. Ese atractivo calvo que soplaba una bola llena de copos de nieve mientras sonaba de fondo una fabulosa pieza de Maurice Jarre de la película “Doctor Zhivago”.
¡Qué exquisitez de anuncios! ¡Qué elegancia! ¡Qué maravilla! Y cuánto los echo de menos…

Por cierto, ¿no nos podrían traer al calvo para que anunciara detergentes, o yogures pal tránsito, o cualquier otra cosita? Lo de “Estrella de Galicia” no fue suficiente. Y yo, compraba el producto con seguridad. ¡Aunque fueran tampones!

Clive, tengo dos mensajitos para ti: el primero de ellos que te vengas pa España a anunciar lo que sea, que te echo de menos.
El segundo, que sigo soltero… (Este es por si lo lee. ¡Nunca se sabe!)

Bueno, amiguit@s. Hoy no me quiero despedir de vosotros sin antes expresaros mis mejores deseos para esta Navidad y para el 2016. Estoy seguro de que va a ser un año lleno de cambios, y espero que todos esos cambios sean para mejor.
No pidáis regalos porque os los harán seguro. Sobre todo recibiréis el cariño de toda esa gente que os quiere. Y eso sí que es un buen regalo.
Pero pedid paz. Y mucha salud. Salud para poder seguir dando guerra.
Qué contradictorio, ¿no?

Y, sobre todo, pensad un poquito en los demás. En todos aquellos que no tienen ni regalos, ni amor, ni paz. Ni les quedan fuerzas para dar guerra.

Yo me despido de vosotros hasta el año que viene. Con vuestro permiso, me voy a tomar unas pequeñas vacaciones familiares. Así que, hasta el día 4 no vais a saber de mi, al menos por aquí.
Estaré ocupado disfrutando de mi hermana, de mi madre y de mi sobrino. Y sobre todo, estaré ocupado comiéndome todos los platos que me prepare mi queridísima mamá.
¡Eso! ¡A poner kilos! Como ya tengo pocos…
Bueno, ahora que lo pienso, comeré si mis ya conocidas mellas me lo permiten… ¡Me vengo arriba con una facilidad!

Gracias por estar ahí todos los lunes y todos los jueves desde aquel 22 de julio. He crecido. Y “Lo que queda del día” también ha crecido. Y eso ha sido por vosotros. Porque esto es para vosotros.

Gracias, gracias y mil veces gracias. Os prometo que uno de mis brindis de Nochevieja irá por vosotros. ¡Por todos!
Por hacer que cada día me guste más que leáis mis historias.
Por hacerme creer que mi anecdotario personal es digno de ser compartido.
¡Porque cada día somos más!

Nos vemos el 4 de enero. No me falléis. Yo os necesito más a vosotros que vosotros a mí.
Porque sin vosotros, esto no tendría ningún sentido.

¡¡¡Feliz Navidad!!! ¡¡¡Feliz 2016!!!

(Nota del autor: perdonad por haber ilustrado la entrada de hoy con el calvo. Aunque sea Navidad, los instintos carnales prevalecen…)

8 Comentarios

  1. Cristina Alises

    Disfruta de la familia y que tengáis unas felices fiestas. Nos vemos a la vuelta!

  2. Elena

    Diafsuta mucho !!!

  3. Disfruta, amor. Da besos a los tres. Love you

  4. Ana

    Feliz Navidad y Feliz 2016. Disfruta mucho.
    Yo también necesito que sigas ahí el año que viene. Un beso amore. Recuerdos a tu hermana.

  5. marian

    Feliz Navidad y feliz 2016. A disfrutar del descanso.

  6. Raquel

    Muy bueno. Gracias a ti por sacarme una sonrisa. Felices fiestas!!!

  7. Laura

    Feliz Navidad tambien para tí, lo mejor para el 2016 y….. ya te estamos echando de menos!!!!
    Mil besos

  8. José Ferraz

    Felices Fiestas precioso..

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar